PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 7608-D-2018
Sumario: EXPRESAR BENEPLACITO POR LA ELECCION DE ARGENTINA COMO NUEVO MIEMBRO DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL PERIODO 2019-2021.
Fecha: 12/12/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Expresar beneplácito por la elección del pasado viernes 12 de octubre en la que Argentina fue seleccionada como nuevo miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el periodo 2019-2021

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La Argentina ha sido seleccionada el pasado viernes 12 de octubre como nuevo miembro del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para el período 2019-2021, en la elección en la que se han renovado 18 de los 47 asientos del organismo.
Nuestro país fue electo junto a Uruguay y Bahamas. Los tres países integrarán el organismo a partir del 1 de enero de 2019, en representación de los países de América latina y el Caribe, sustituyendo a Venezuela, Ecuador y Panamá, que finalizan sus mandatos a final de año. Mientras tanto, continuarán representando a la región Brasil, Chile, Cuba, México y Perú.
De esta forma, Argentina ocupará por cuarta vez el principal órgano de las Naciones Unidas en la promoción y defensa de los derechos humanos fundamentales. La Asamblea General lo creó el 15 de marzo de 2006 para reemplazar a la Comisión de Derechos Humanos, establecida 60 años antes, y así continuar su labor, reforzando la legitimidad que se había visto erosionada luego de críticas a su labor en ciertos asuntos.
Como integrante del Consejo en los anteriores períodos, Argentina contribuyó a introducir iniciativas sobre genética forense, transiciones a la democracia, derecho a la verdad y a la justicia, condenas a la corrupción, búsqueda de la
inclusión y la no discriminación, defensa del patrimonio cultural, protección de centros educativos, y promoción de los valores humanos fundamentales.
Desde la vuelta a la democracia, somos considerados referentes para otros países y organismos internacionales a la hora de buscar un socio confiable en las agendas de protección de los derechos humanos. Siguiendo esta línea, una de las propuestas de la administración del presidente Mauricio Macri fue volver a posicionarnos como actor de relevancia en este aspecto. Como bien dijo el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, esto requiere de un “compromiso serio y sostenido a través del diálogo y de nuestra presencia permanente, para compartir experiencias y conocimientos, y fundamentalmente, para poder elevar la voz con absoluta autoridad frente a las graves violaciones de derechos humanos que se suceden en muchos países”.
Es por esto que alzamos nuestra voz para defender y escuchar los reclamos que desde hace tiempo vienen realizando los habitantes venezolanos. La crisis humanitaria en la que se ve sumida no puede dejarnos con los brazos cruzados, sobre todo teniendo en cuenta el reprobable accionar de un régimen que claramente no cumple los requisitos de una democracia. Aun no siendo parte, participamos activamente en la histórica resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en la que reclama al gobierno venezolano que acepte la ayuda humanitaria.
Podemos también hacer gala del Proyecto Humanitario sobre la identificación de los soldados argentinos sepultados en las Islas Malvinas. El mismo tomó tal
dimensión que fue reconocido por Ginebra, realizándose el evento “La diplomacia al servicio de objetivos humanitarios”, en el cual se reconoció el éxito de la negociación entre el Argentina y el Reino Unido, con la colaboración del Comité Internacional de la Cruz Roja. Esto es un hito en el mundo y servirá como antecedente para el derecho humanitario internacional.
Este año también pudimos ser embajadores de los derechos del niño por nacer. Una ley promoviendo el aborto fue rechazada por nuestro Congreso Nacional y nos da ahora la posibilidad de enfatizar en el reconocimiento del derecho fundamental a la vida desde la concepción y de buscar la mejor forma de ayudar a la mujer en riesgo de embarazo. Esta resolución es de gran importancia para la región y en el mundo, sirviendo como guía a aquellas naciones en las que el envejecimiento poblacional comienza a aparecer como una gran amenaza. Estamos escribiendo una historia repleta de dificultades aunque llena de virtudes.
La agenda 2030 que ha planteado la ONU debe ser un camino a transitar de forma conjunta entre todos los países del mundo. Como dijo el Presidente de la Nación Mauricio Macri en su presentación ante el organismo, debemos sentir orgullo de “representar a un país que ha contribuido al marco legal internacional, impulsando avances en derechos humanos, derecho humanitario y la solución pacífica de conflictos”. Esta es una gran oportunidad de volver a ser un actor determinante en el plano internacional, tomando en serio esta nueva responsabilidad que tendremos en los próximos años.
La incorporación a nuestra Constitución de las Convenciones Internacionales, así como también las políticas públicas, son el camino por el cual debemos garantizar el reconocimiento a la dignidad de la persona por sobre todas las cosas. El gran trabajo realizado hasta ahora no debe relajarnos ante tantos nuevos desafíos que van surgiendo en el mundo entero.
Es por todo esto que considero de gran importancia expresar el reconocimiento a este nuevo logro que hemos alcanzado, solicitando a mis pares que acompañen con satisfacción la designación de nuestro país como nuevo miembro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
SCHMIDT LIERMANN, CORNELIA CIUDAD de BUENOS AIRES PRO
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
RELACIONES EXTERIORES Y CULTO (Primera Competencia)

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.