PROYECTO DE LEY


Expediente 7440-D-2018
Sumario: PROMOCION DE LA INDUSTRIA TRANSFORMADORA DEL PLASTICO EN EL AMBITO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. REGIMEN.
Fecha: 28/11/2018
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


Industrias Transformadoras del Plástico
Régimen Especial:
Artículo 1: Créase un Régimen de Promoción de la Industria transformadora del Plástico que regirá en el territorio de los municipios de Bahía Blanca, Villarino y Coronel de Marina Leonardo Rosales de la provincia de Buenos Aires, con los alcances y limitaciones establecidas en la presente ley y las normas reglamentarias que en su consecuencia dicte el Poder Ejecutivo Nacional.
Artículo 2: Considerase industrias transformadoras del plástico a aquellas instalaciones industriales destinadas a generar los productos obtenidos a partir de utilizar Poliolefinas como materias primas, en particular aquellas que utilizan polietilenos o PVC en sus procesos productivos para obtener derivados genéricamente denominados materiales plásticos.
Beneficiarios:
Artículo 3: Podrán acogerse al presente régimen de promoción las personas físicas, y las personas jurídicas constituidas en la República Argentina cuya actividad principal sea la industria transformadora del plástico, que se encuentren habilitadas para actuar dentro de su territorio con ajuste a sus leyes, y estén debidamente inscritas conforme a las mismas.
Se considerará “actividad principal”, cuando el resultado de la misma implique más del 66 % de la facturación de la empresa potencialmente beneficiaria del presente régimen.
Artículo 4: No podrán ser beneficiarios:
a) Las personas físicas y jurídicas que al tiempo de concederles los beneficios tuviesen deudas exigibles e impagas de carácter fiscal o previsional, o cuando se encuentre firme una decisión judicial o administrativa declarando tal incumplimiento en materia aduanera, cambiaria, impositiva, previsional e imponiendo a dicha persona el pago de impuestos, derechos, multas o recargos y siempre que no se haya hecho efectivo dicho pago.
b) Las personas físicas y jurídicas que hubieren incurrido en incumplimiento injustificado, no meramente formales, de sus obligaciones respecto de anteriores regímenes de promoción.
Los procesos o sumarios pendientes por las infracciones o incumplimientos a que se refieren los incisos precedentes, paralizaran el trámite administrativo hasta su resolución o sentencia firme.
Objetivos:
Artículo 5: La presente ley tiene como objetivos:
a) Favorecer el desarrollo integral y armónico de la actividad.
b) Favorecer el desarrollo de los municipios en que se encuentran radicadas industrias productoras de las materias primas necesarias para el desarrollo de la industria plastiquera.
c) Economizar y racionalizar costos de fletes, traslados e insumos.
d) Defender y estimular la industria nacional auspiciando el crecimiento económico mediante la adición de valor agregado a la materia prima.
e) Generar un ámbito de capacitación y especialización de personal.
f) Crear nuevos puestos de trabajo.
g) Generar la instalación de la infraestructura necesaria para los nuevos emprendimientos vinculados con la actividad promocionada.
h) Preservar el medio ambiente y sus eco-sistemas.
i) Estimular la formación de sistemas productivos asociados constituidos por empresas altamente especializadas con proximidad geográfica y sus actividades complementarias.
j) Mejorar la competitividad del producto final para su comercialización.
k) Facilitar procesos de Inversión y reinversión de capital en procesos productivos que aumentan el valor agregado de materia prima que en un grado importante se exporta.
l) Promover exportaciones de productos no tradicionales y de elevado valor unitario
m) Desarrollar regiones del país que cuentan con materias primas, insumos, servicios y recursos humanos adecuados para la radicación industrial
Obligaciones:
Artículo 6: Los adherentes deberán conformar el presente régimen y cumplimentar con las siguientes obligaciones para obtener los beneficios establecidos por la presente ley:
a) Presentar el plan de obra ante la autoridad de aplicación a los efectos de su aprobación, previa prefactibilidad otorgada por la jurisdicción competente.
b) Presentar una caución suficiente, ejecutable como garantía del cumplimiento de las obligaciones emergentes de la presente Ley
c) Cumplir con una norma de calidad reconocida, de un listado que al efecto proveerá la reglamentación de la presente Ley
d) Presentar un plan de desarrollo y preservación ambiental
e) Presentar un programa de responsabilidad social
Beneficios:
Artículo 7: Las personas comprendidas en el presente régimen gozaran de los siguientes beneficios y franquicias:
a) Preferencia en las licitaciones del Estado Nacional en caso de que exista una diferencia igual o menor del 3 % en las condiciones y precios con otras empresas no comprendidas en la presente ley. Dicho porcentaje se ampliará hasta el 5 % para las empresas con certificación de calidad de reconocimiento internacional.
b) Apoyo crediticio para los planes orientados a la obtención de las certificaciones de calidad.
c) Apoyo tecnológico estatal.
d) Exención por 10 años del pago de las cargas tributarias nacionales en las prestaciones de servicios de energía eléctrica, gas, agua y comunicaciones, las que se convertirán en crédito fiscal.
e) Asistencia gubernamental en la gestión de los recursos humanos.
f) Exención por cuatro años del pago del impuesto a las ganancias, con la condición de que, al menos el 85 % del total de las mismas se reinviertan en la actividad.
Tratamiento Fiscal:
Artículo 8: Los sujetos que adhieran a este régimen gozarán de estabilidad fiscal por el término de diez (10) años contados a partir del momento de la entrada en vigencia de la presente ley. La estabilidad fiscal alcanza a todos los tributos nacionales, entendiéndose por tales los impuestos directos, tasas y contribuciones impositivas que tengan como sujetos pasivos a los beneficiarios. La estabilidad fiscal como integrante de la política de seguridad jurídica promotora de inversiones productivas, significa que a los sujetos que desarrollen actividades transformadoras de la industria del plástico no podrán serle incrementadas sus cargas tributarias totales nacionales vigentes al momento de la incorporación de la empresa al presente marco normativo general.
Artículo 9: En casos de empresas ya radicadas en los municipios seleccionados por esta Ley que incorporen la actividad que se promociona gozaran de total de las franquicias previstas en esta norma.
Artículo 10: A los efectos de la percepción de los beneficios establecidos en los artículos precedentes, los sujetos que adhieran al presente régimen deberán obtener por parte de la autoridad de aplicación la aprobación del plan de obra. Asimismo, deberán cumplir con alguna norma de calidad reconocida.
Autoridad de Aplicación:
Articulo 11: Se establece como autoridad de aplicación de la presente ley al Ministerio de Producción de la Nación.
Sanciones:
Artículo 12: A los sujetos que incumplan los alcances de la presente ley se les revocara los beneficios fiscales establecidos con retroactividad a la fecha del incumplimiento, la aplicación de una multa de hasta el 100% del valor fiscal acordado, habilitándose a la procuración general del tesoro a reclamar el pago de los tributos exentos y las multas aplicadas; mediante la ejecución de la caución prevista en el artículo 6 inc. b.
Disposiciones Comunes:
Artículo 13: La presente ley tendrá una vigencia de diez años.
Articulo 14: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


A los efectos de fundamentar la presente iniciativa resulta imprescindible realizar una breve reseña histórica, para poder luego a partir de ello describir cual es la situación actual y las perspectivas que tiene la región y el sector de la economía que se pretende promover.
Historia:
A 10 Km. de la ciudad de Bahía Blanca se encuentra la ciudad de Ingeniero White, localidad en la que está funcionando desde el año 1981, el polo petroquímico más moderno e importante del país. El mismo genera el 60 % de la producción petroquímica nacional y el 50% de las exportaciones de productos petroquímicas del país.
La radicación en Bahía Blanca de un complejo para producir derivados petroquímicos a partir de materia prima gaseosa disponible en el país, se originó a fines de la década del 60. Entonces, la empresa Dow Chemical presentó al Estado Nacional, en el año 1968, un proyecto para su aprobación destinado a producir etileno a partir del etano disponible en el gas natural proveniente de los yacimientos del sur y el oeste argentinos. Esta propuesta sufrió diversos atrasos y finalmente el proyecto para producir etileno y derivados en Bahía Blanca se concretó recién en el año 1971 cuando por medio de la Ley Nacional Nº 19.334 se creó Petroquímica Bahía Blanca (PBB) – empresa de capital mixto con mayoría estatal - y se definieron los productos, capacidades y niveles de participación estatal y del sector privado en las diferentes empresas que integrarían el denominado Polo Petroquímico de Bahía Blanca.
En el año 1981 se realizaron las puestas en marcha tanto de PBB SA (etileno) como de Polisur SM (polietilenos), mientras que la empresa Indupa SA (Polietileno y PVC) realizó su puesta en marcha en el año 1986.
En el año 1995, como consecuencia de las políticas económicas adoptadas por el entonces presidente Carlos Menem, se llevó a cabo la privatización del 51 % del capital de PBB y de Indupa dando lugar a una nueva integración del complejo petroquímico.
De la privatización y consecuente integración surgieron dos nuevas empresas: Dow Argentina y Solvay Indupa SA. La primera dedicada a la producción de etileno – materia prima básica para la producción de plásticos – y polietilenos; la segunda dedicada a la producción de policloruro de vinilo (PVC).
En el período que fue desde el año 1997 hasta el año 2001 se concretaron una serie de ampliaciones, así como la construcción de nuevos proyectos que permitieron aumentar la capacidad de producción de dicho sector; adecuando así su nivel de escala a los standards internacionales.
En el mencionado periodo se ampliaron las capacidades de producción de etileno y polietileno. También se instalaron dos nuevas industrias, que a partir del gas natural apuntaron a la producción de un nuevo derivado – Profertil SA dedicada a producir urea – y a mejorar el abastecimiento de etano para producir cantidades adicionales de etileno – Compañía Mega SA.
Fueron sin lugar a dudas las características de la ciudad y la región las que hicieron posibles instalar un polo industrial de semejante envergadura.
En primer lugar, la disponibilidad de materia prima, esto es el gas natural. Cabe destacar entonces que en Bahía Blanca convergen importantes gasoductos: a) el gasoducto general San Martín proveniente de los yacimientos gasíferos australes - provincia de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego; b) los gasoductos Neuba I y Neuba II que transporta gas desde los yacimientos neuquinos y rionegrinos y d) el poliducto de Cia. Mega SA, el que proveniente del yacimiento de Loma de la Lata –Neuquén – transporta en una cañería dedicada; etano, propano, butano y gasolina natural hasta la planta que la misma empresa opera en Ing. White.
También se dispone en la zona, en diversas salinas existentes, proveedoras de cloruro de sodio, que es otra de las materias primas que se requiere en el proceso productivo para elaborar los derivados propuestos, en este caso el pvc.
Bahía Blanca dispone también de un importante suministro de Energía Eléctrica, a través del sistema interconectado nacional, de la Central Luis Piedrabuena y mediante generación, en un ciclo combinado, instalado en una de las empresas integrantes del polo petroquímico.
Asimismo, un factor importante es la existencia en Bahía Blanca del principal puerto de ultramar de la República Argentina. La profundidad del canal de acceso e interior, llevada hasta los 45 pies de calado hace casi 20 años – con un actual proyecto para incrementar el calado a los 50 pies, permite el ingreso de embarcaciones de gran porte.
A ello hay que sumarle una importante infraestructura vial ferroviaria con los principales centros de producción y consumo del país, lo que asegura una logística notable para el transporte de los productos e insumos producidos en el área industrial.
No menos trascendente es la disponibilidad en la zona de recursos humanos altamente calificados a partir de las universidades existentes y la propia capacitación que la existencia de un complejo industrial de tal envergadura genera.
Existe también un adecuado nivel de empresas de servicios y mantenimiento que todo proceso productivo demanda.
Actualidad:
En la actualidad la estructura productiva de dicho polo puede ser clasificada en dos grandes actividades: el agroindustrial y el petroquímico. El presente proyecto se focaliza en el segundo de ellos, es decir en el Complejo productivo de materias primas para la industria plástica.
Actualmente el complejo petroquímico se encuentra integrado por cinco empresas: Compañía Mega, Transportadora de Gas del Sur (TGS), Dow Argentina, Solvay Indupa y Profertil.
Estas empresas forman una cadena productiva, en la cual hay una interrelación notable entre las distintas industrias y sus producciones.
Compañía Mega y Transportadora de Gas del Sur se dedican a la separación del etano a partir del procesamiento del gas natural. Este etano constituye la materia prima básica con la cual Dow Argentina produce etileno y a partir del mismo produce los diversos grados de polietileno (alta y baja densidad y lineal) que demanda el mercado nacional.
Por su parte Solvay Indupa se dedica a la producción de PVC para el que requiere etileno que le provee Dow Chemical y cloro que obtiene a partir de la electrólisis del cloruro de sodio.
Profertil se dedica a la elaboración del fertilizante más demandado por el agro argentino: la urea, Para ello a partir del gas natural produce amoniaco el que posteriormente es convertido en urea.
Sin lugar a dudas la actividad más significativa del polo petroquímico de Bahía Blanca se encuentra enmarcada en la producción de las materias primas básicas demandadas por la industria del plástico, sector que precisamente es el que intentamos promover con la presente iniciativa.
Para tener una cabal dimensión de cuáles son las causas que justifican los beneficios que se intentan promover, debemos detenernos en algunos indicadores que nos permitirán visualizar con exactitud la situación de este sector de la economía nacional.
El primero de los datos que debe analizarse es la cantidad de toneladas producidas anualmente y su implicancia a nivel nacional.
Luego de las ampliaciones finalizadas en el año 2001, la producción de polietileno de alta densidad, baja densidad convencional y baja densidad lineal es cercana a las 630 mil toneladas anuales, constituyendo el 100% de la producción nacional.
Por su parte la producción anual de PVC es de 220 mil toneladas y constituye el 100% de la producción nacional.
Debe remarcarse que las plantas de Bahía Blanca actualmente producen el 60% del total de los productos petroquímicos del país, y un 53% del total de etano, propano, butano y gasolina natural de nuestra nación.
Las capacidades de producción actuales de las plantas nuevas y plantas ampliadas alcanzan un nivel de escala equiparable con los estándares internacionales.
Otro de los índices que es imprescindible destacar es la cantidad de puestos de trabajo generados por el polo industrial. Actualmente el polo petroquímico Bahiense emplea de manera directa alrededor de 1200 personas. A este valor se deben sumar un número importante número de trabajadores indirectos que desempeñan sus tareas dentro del “cerco del complejo industrial”. Estos puestos de trabajo suman aproximadamente 2.500 personas. Por ende, el total de empleo dentro del cerco es de unas 3700 personas. Además de esta cifra de empleos debe considerarse el factor de empleo “fuera del cerco” fabril. La cifra es siempre estimativa pero en función de índices internacionales disponibles puede considerarse que existen 5.000 empleados indirectos, en Bahía Blanca y su región de influencia; cuyos ingresos derivan de la actividad industrial que se genera en el Polo Industrial.
Constituye sin lugar a dudas el sector que aporta la mayor cantidad de fuentes laborales en la Ciudad de Bahía Blanca. A modo comparativo puede señalarse que la Municipalidad de dicha localidad emplea actualmente cerca de 2 mil personas entre empleados permanentes y temporales.
También debe destacarse como aporte directo a la economía local el pago de tributos municipales. Durante el año 2009 el sector aportó 18 millones de pesos a la recaudación municipal, constituyendo el 10% del total de dicha recaudación.
En lo que respecta a exportaciones de productos petroquímicos a nivel nacional, el complejo Bahiense implica más del 50% de las exportaciones del país.
Hoy en día no podría explicarse ni entenderse a la ciudad bahiense sin su polo petroquímico ya que depende en gran medida del mismo
La inversión actualizada de las plantas de proceso instaladas vinculadas a este notable polo productivo puede estimarse en unos 5.000.000.000 de dólares estadounidenses.
Sin lugar a dudas el polo petroquímico de la ciudad de Bahía Blanca tiene una importancia que trasciende las fronteras nacionales, siendo reconocido por la calidad de sus productos a nivel internacional.
Proyección:
Desde hace décadas Bahía Blanca aspira a poder contar no sólo con una industria de producción primaria, sino a incorporar etapas de producción más complejas que permitan transformar la materia prima en un producto elaborado, integrando los procesos productivos de manera de lograr, a partir de ello incorporarle valor agregado a la producción local.
En la actualidad, a pesar de tener capacidad instalada como para producir el 100% de los PE y del PVC producido en el país, prácticamente la totalidad de la producción de esas materias primas son consumidas en mercados alejados de Bahía Blanca y su región de influencia. El producto es transportado ya sea vía terrestre – camión y ferrocarril – o marítima teniendo como uno de sus destinos principales la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en donde se almacena en depósito de distribuidores o directamente con destino a sus usuarios finales.
En muchos casos desde allí se deriva a los mercados de consumo; los que están distribuidos en varias zonas del país, particularmente en los partidos cercanos a la Capital Federal. En muchos casos la logística del transporte incluye camión, ferrocarril y también barcos. En los destinos finales se procesan estas materias primas a fin de obtener los diferentes productos que se derivados de esta moderna industria: bolsas para supermercado, envases para productos químicos, alimentos y medicamentos, envases para bebidas, películas para uso agrícola, Films para protección de alimentos, caños para agua y desagües, mangueras, cables, revestimientos de paredes, pisos, pañales descartable, toallas protectoras, silos bolsa, juguetes, platos, vasos, blisteres para medicinas, prendas, vajilla, alfombras, etc. etc.
Toda esta logística de transporte de la materia prima producida en Bahía Blanca obedece casi en su totalidad a los regímenes de promoción industrial que existen en las jurisdicciones en donde se encuentran radicadas una importante fracción de las industrias transformadoras del plástico.
Esto constituye una aberración productiva. A pesar de producir el 100% del PE y PVC elaborado en la Argentina, en Bahía Blanca y su región no se ha instalado ni una sola planta industrial de escala nacional que transforme esa materia prima.
Un caso paradigmático lo constituye la producción de silo bolsa. Para que este importante elemento para la producción agrícola argentina llegue al mercado – la región productora de cereales de la Argentina - se necesita transitar por las siguientes fases: el polietileno producido en el polo petroquímico de Bahía Blanca es transportado por camiones hacia Buenos Aires, para luego ser trasladada por barco hacia la provincia de Tierra del Fuego donde se encuentra radicada la empresa dedicada a la elaboración de silo bolsas. Una vez obtenido el producto final, se los transporta desde la provincia austral al resto del país. Todo este andamiaje obedece exclusivamente al régimen de beneficios fiscales existentes en la provincia de Tierra del Fuego. Las exenciones existentes en dicha provincia justifican que el polietileno (materia prima de las silo bolsas) recorra tamañas distancias.
Los regímenes promociónales son tan beneficiosos que justifican a las industrias transformadoras cubrir en este caso el significativo costo del flete.
Resulta ilógico mantener semejante sistema actual, existiendo en la ciudad bonaerense una estructura acorde para instalar lo que podríamos denominar como “Polo Plastiquero”.
El complejo industrial Bahiense, como ya se sostuvo anteriormente, está dotado de las empresas madres productoras de las materias primas básicas necesarias para la instalación de industrias transformadoras tanto del polietileno (PE) como del PVC y de una adecuada infraestructura productiva. A ello hay que sumarla la existencia del principal puerto de aguas profundas de la Argentina, y de un tramado vial / ferroviario que permite trasladar los productos finales hacia los centros de consumo. No menos importante es la existencia de tres universidades (Universidad Nacional del Sur, Universidad Tecnológica Nacional y Universidad del Sudoeste Bonaerense), seis institutos de investigación y diversos institutos terciarios que permiten contar con recursos humanos capacitados para desempeñar las tareas necesarias para llevar adelante los proyectos que se planean concretar.
La única y exclusiva razón que dilata la instalación en la región de Bahía Blanca de industrias transformadoras del plástico es la existencia de regímenes de promoción industrial dispares y anacrónicos, los cuales tuvieron su justificación en causas quizás hoy inexistentes.
Dadas estas características, lo lógico y razonable sería que determinadas empresas transformadoras del plástico se encuentren ubicadas en la proximidad del principal polo productor de su materia prima (PE y PVC). Por tal motivo es que pretendemos diseñar un sistema normativo que promueva la radicación e instalación de empresas dedicadas a la transformación del plástico en el lugar del país que resulta más indicado y conveniente para el conjunto productivo.
Principalmente el presente proyecto propicia la creación de un conjunto de franquicias y beneficios tributarios que torne atractivo a las empresas instalar sus industrias transformadoras en dicha región (Bahía Blanca). Entre las mismas pueden destacarse las siguientes:
A) Estabilidad fiscal: Consiste en que las empresas que se acojan al presente régimen no podrán ver modificadas sus cargas tributarias nacionales por el plazo de 10 años.
B) Bono de crédito fiscal: El 70% de las contribuciones patronales que se hayan pagado sobre la nómina salarial total de la empresa podrán ser utilizados para cancelar tributos nacionales (principalmente IVA), con excepción del impuesto a las ganancias.
C) Desgravación del impuesto a las ganancias: Los sujetos que se adhieran al régimen de promoción tendrán una desgravación del 60% del impuesto a las ganancias determinado en cada ejercicio siempre que acrediten gastos en infraestructura.
Sin lugar a dudas estos constituyen los principales beneficios fiscales establecidos por la presente iniciativa, pero no por ellos los únicos incentivos que se intentan establecer, pudiendo mencionarse entre otros: Acceso a inmuebles de dominio privado del estado en condiciones preferenciales, acceso a financiamiento de entidades financieras públicas en condiciones preferenciales, apoyo técnico estatal, etc.
La situación en la que se encuentra el polo petroquímico de la ciudad de Bahía Blanca amerita políticas promociónales que permiten que el mismo se encamine hacia una curva ascendente, evitando que el mismo transiten un punto de quiebre en el que el resultado sea el declive productivo. Solo será viable la sustentabilidad de dicho polo industrial a partir de medidas que tiendan a aumentar su desarrollo y productividad.
Antes de finalizar quiero expresar que con el presente proyecto retomo una iniciativa impulsada en su momento por el Diputado Nacional (MC) Juan Pedro Tunessi.
Por los motivos expuestos es que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
QUETGLAS, FABIO JOSE BUENOS AIRES UCR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
INDUSTRIA (Primera Competencia)
ECONOMIAS Y DESARROLLO REGIONAL
PRESUPUESTO Y HACIENDA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.