PROYECTO DE RESOLUCION


Expediente 3520-D-2018
Sumario: PEDIDO DE INFORMES AL PODER EJECUTIVO SOBRE DIVERSAS CUESTIONES RELACIONADAS CON LA SITUACION QUE ATRAVIESA EL SECTOR NUCLEAR.
Fecha: 07/06/2018
Proyecto
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:


Solicitar al Poder Ejecutivo que, a través del organismo correspondiente, informe lo siguiente, en relación a la situación que atraviesa el sector nuclear:
- ¿Cuál es el plan estratégico para el sector nuclear (en el corto y mediano plazo)?
- De acuerdo a este plan cuales son las metas energéticas en lo que se refiere a sus líneas de producción y de investigación y desarrollo.
- ¿Cuáles son los planes del gobierno en relación con el componente nuclear proyectado para la diversificación de la matriz energética nacional?
- ¿En qué situación se encuentran los proyectos de construcción de ATUCHA III y ATUCHA IV claves para la continuidad de nuestro desarrollo tecnológico e industrial?
- ¿Se ha previsto cancelar Atucha III?
- En caso afirmativo: ¿Dónde reubicarán al personal que hace años viene trabajando en este proyecto?
- Como se van a suplir los 800 Megavatios que tenía previsto inyectar la central al sistema integrado eléctrico nacional.
- Si en el acuerdo firmado el 30 de marzo de 2018 la Argentina había conseguido condiciones muy favorables de financiamiento por parte de China (85% y con ocho años de gracia):
- ¿La posible cancelación del mismo se encuentra enmarcada como producto de intereses geopolíticos de potencias extranjeras sobre esta región?
- ¿Es el resultado de presiones de EEUU para evitar la entrada de China a su esfera de influencia?
En esta misma dirección, frente a los anuncios contradictorios del gobierno sobre el papel de la empresa NA-SA en el plan nuclear.
- ¿cuál es la situación de esta empresa y qué proyectos reemplazarán la presunta clausura de los proyectos de la cuarta y quinta central?
- ¿Cuál es la situación actual de la Planta Industrial de Agua Pesada de Arroyito, provincia de Neuquén, en manos de la empresa provincial ENSI y los planes del gobierno para la futura producción de agua pesada?
- ¿Cuáles son los planes del gobierno en relación a la explotación de nuestras reservas uraníferas y de otros minerales estratégicos relacionados con la actividad nuclear?
- ¿Tiene previstos planes de privatización en esta materia?
- ¿Es el gobierno consciente de los daños irreparables que la parálisis del proyecto y la suspensión de las obras causará sobre la industria nacional y toda la actividad nuclear?

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Argentina viene padeciendo problemas estructurales que complican el desarrollo como país, el energético es uno de ellos.
En estos últimos años este problema se ha ido paliando con la incorporación de energía de origen térmico (petróleo y gas) y últimamente con la de origen renovable (solar y eólica) pero en una mínima expresión.
Queda claro que el suministro de energía es tan fundamental y los tiempos involucrados en el desarrollo de tecnologías de generación son tan largos que, desde el punto de vista de garantía del suministro, no es conveniente descansar para la generación eléctrica en fuentes derivadas sólo de los hidrocarburos.
Los países deben apuntar a tener una matriz energética diversa, con distintas fuentes de producción, incluyendo nuclear, para poder garantizar que se satisfaga la demanda de energía sin emisión de gases de efecto invernadero. En este sentido, el desarrollo de la energía nuclear ocupa un lugar clave en la posibilidad diversificar la matriz y tener. Hoy en la Argentina la matriz está compuesta por un 62% de energía térmica (petróleo, gas, carbón), 28% de energía hidroeléctrica, 4,4% de energía nuclear, 4,5% de energía eólica y solar.
O sea, el incremento de la producción de energía nuclear ayuda a diversificar la matriz energética y la hace mucho más seguro y sostenible en el tiempo.
El desarrollo de esta tecnología también podría ayudar a disminuir la restricción externa y el déficit comercial. Argentina hoy tiene un tremendo déficit de balanza energética, y para solucionarlo importa petróleo y gas. Mucho de estos son utilizados para producir energía, con lo que la producción de energía trae aparejado un aumento del déficit comercial.
Argentina es uno de los pocos países en vía de desarrollo que maneja la energía nuclear. En América del Sur hay solo 5 centrales funcionando, 3 en Argentina y 2 en Brasil. Hay solo 30 países que pueden generar energía nuclear a partir de la fusión y de la fisión del átomo, de los cuales solo CINCO (5) pueden hacer el ciclo completo, de la extracción del uranio hasta la generación de la energía: Argentina es uno de estos cinco (5).
Esto ha permitido el desarrollo a lo largo de estos últimos años, de empresas de diferentes tamaños, en el mercado hay empresas con divisiones dedicadas al tema como Techint, hasta PYMES que trabajan en el desarrollo de esta tecnología. Incluso se han desarrollado empresas estatales como el INVAP, que acaba de ganar el reemplazo de enorme reactor nuclear en Holanda, o sea capacidad técnica argentina lo va construir.
Con la culminación y puesta en marcha de Atucha II se recuperaron las capacidades de la ingeniería nuclear argentina estancada desde la década de los 90. Actualmente es un sector capacitado, experto, tecnológico y consolidado a nivel internacional. Motor del desarrollo nacional que se encuentra hoy enfrentando nuevamente la parálisis de uno de sus más importantes proyectos: Atucha III.
Hay una capacidad instalada desde el punto de vista productivo, a la que el gobierno si decide posponer o suspender la construcción de la central Atucha IV, llevaría a la crisis ya que muchas de estas empresas trabajan para exportar, pero muchas dependen del proceso productivo que se genera a nivel interno con la construcción de una central.
Para tener una dimensión de cómo afectaría a la capacidad instalada en la Argentina, nos remitimos a un informe realizado por Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo: “la situación actual de los proyectos industriales y de generación nucleoeléctrica en curso y pendientes de ejecución lanzados y relanzados en 2006 en el marco del Plan Nuclear Argentino. Se destaca, como punto negativo, las demoras en la ejecución de los proyectos 4ta Central Nuclear y 5ta Central Nuclear, cuyo inicio de construcción lleva un atraso de 14 meses. Como punto positivo, los avances de obras en el CAREM-25 y su impacto en la industria nacional ya que, de continuarse con lo definido por el ex Ministerio de Planificación Federal, la CNEA deberá priorizar las ofertas de la industria metalúrgica nacional -respetando así el Régimen de Compre Trabajo Argentino establecido por la Ley 25.551- a la hora de comprar los componentes electromecánicos. Ello permitirá lograr que alrededor del 70% de los componentes electromecánicos de las áreas nuclear y convencional del Prototipo CAREM-25 sean fabricados por la industria nacional. Otro punto positivo es el avance de obras del RA-10, reactor nuclear multipropósito de 30 MW de potencia térmica -proyecto nacido a mediados de 2010-, que tendrá como principal objetivo reemplazar al reactor RA-3 (puesto en marcha en 1967) en la producción comercial de radioisótopos para aplicaciones médicas e industriales” .
Una central nuclear es cara, y el gobierno hoy utiliza este argumento para desactivar el plan.
Construir Atucha III cuesta cerca de U$$ 9000 millones de dólares. En este caso se cuenta con el financiamiento del 85% de un Banco de origen chino, aunque esto aumenta la deuda externa, Argentina iba a poner el 70% de material y de los insumos en la construcción: Atucha III iba a ser una central básicamente argentina. La obra se iba a comenzar a pagar cuando estuviera en funcionamiento.
En el proyecto se observa mucho valor agregado local, por ejemplo, la planta de agua pesada que está en Arroyito – Neuquén (que es una de las pocas plantas de agua pesada que hay en el mundo) estaba previsto que trabaje para la nueva planta. Hoy se encuentra con todo su personal en medio de una zozobra sin un futuro cierto cuando la inversión ejecutada en la misma fue millonaria. Una cosa es construir una planta con valor agregado local y otra muy grande es ir a una opción de compra llave en mano.
Un aspecto extremadamente grave de la suspensión de la construcción de la Central, es el de incumplimiento de acuerdos firmados China hace pocos meses (30 de marzo), luego de 5 años de duras negociaciones que comenzaron con el gobierno anterior para financiar la construcción de la central nuclear Atucha III.
Pareciera que no se han mensurado acertadamente los daños colaterales de la onda expansiva de un incumplimiento de esta naturaleza con semejante socio comercial.
Una faceta dramática de la situación planteada es la insensibilidad con todo el personal involucrado. Argentina tiene la única carrera de Ingeniero Nuclear de América Latina. En nuestro país hay más de 500 personas que están certificados como Ingenieros Nucleares, o sea pueden trabajar en una Central Nuclear de alto nivel en cualquier país del mundo. Hoy se están construyendo 56 reactores en todo el mundo, si se paralizan las obras en la Argentina, es muy probable que muchos de estos ingenieros nucleares se vayan a estos países que están construyendo nuevas centrales nucleares ante la restricción del trabajo en la Argentina.
Hay una historia de formación de capital humano de excelencia en la materia que con una decisión de esta característica se corre el riesgo de perderse.
Vemos la insensibilidad, si el proyecto es abandonado desatendiendo los costos que se invirtieron en horas hombres realizando trabajos preliminares de ingeniería. Nucleoeléctrica Argentina conformó equipos altamente especializados en su rol como propietario y arquitecto ingeniero, que llevaría adelante el pre proyecto, el diseño, la supervisión de la construcción, puesta en marcha y operación de la nueva central. Por su parte, la compañía china CNNC proporcionaría equipos, bienes y servicios, además de materiales que requiriera la industria argentina para fabricar localmente componentes destinados al proyecto.
Podemos hablar de improvisación porque se estimaba que entre el 40 y 50 por ciento de sus componentes iban a ser construidos en el país. Argentina estaría a cargo de la contratación de la obra civil, la cual sería 100 por ciento nacional, al igual que la ingeniería, el montaje, y gran parte de los materiales. Hoy en Zarate hay más de 600 trabajadores de la construcción que ven como sus posibilidades de trabajo se desvanecen.
De tomarse esa intempestiva decisión estratégica va traer una ola de desconfianza a todos los negocios de infraestructura que se están encarando en la actualidad: ¿qué pasará con el megaproyecto estratégico para la logística del Ferrocarril San Martín –una inversión por U$S 2.400 millones, a cargo de la empresa la china CRCC?–; ¿con el proyecto del Belgrano Cargas con la firma China Machinery Engineering Corporation?; ¿las Centrales Hidroeléctricas de Santa Cruz, que no cumplieron en los plazos esperados?; ¿la estación espacial de China en Neuquén –se trata de un proyecto de avistaje lunar que marcará un hito en la historia aeroespacial de Beijing–; o el Parque Solar Cauchari de Jujuy, con crédito acordado con el Ex Im Bank chino.
Esto es un ejemplo concreto de como la visión cortoplacista prevalece sobre los motivos de largo plazo. Este caso sumado a la construcción de una base militar de Estados Unidos en la provincia de Neuquén, del que hicimos referencia en otro proyecto, configuran una perdida concreta de soberanía.
Instamos a las autoridades nacionales a continuar el camino recorrido entre los años 2006 y 2015, respetando la seguridad jurídica de nuestros industriales y trabajadores establecida por la Ley 25.551 en todos y cada uno de los proyectos relacionados a la industria nuclear, para que de esta suerte se defiendan los intereses vitales de las industrias radicadas en nuestro país y con ellos los respectivos puestos de trabajo que demandan, más aún en este contexto de retracción del empleo, desplome de una política científica y tecnológica genuinamente argentina y apertura comercial indiscriminada.
Por todo lo antes citado es que pedimos el acompañamiento de este de pedido de informes.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
CONTIGIANI, LUIS GUSTAVO SANTA FE PARTIDO SOCIALISTA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ENERGIA Y COMBUSTIBLES (Primera Competencia)
Trámite en comisión (Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
28/08/2018 DICTAMEN Aprobados con modificaciones unificados en un solo dictamen

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.