PROYECTO DE LEY


Expediente 3004-D-2018
Sumario: SE ESTABLECE COMO PARTE DEL CONTROL PRENUPCIAL, CON CARACTER OBLIGATORIO LA REALIZACION DEL TEST DIAGNOSTICO DE ANTICUERPOS "ANTI HEPATITIS B - HBSAG -" Y "ANTI HEPATITIS C".
Fecha: 16/05/2018
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


ARTICULO 1° - Se establece con carácter obligatorio como parte del control prenupcial el ofrecimiento y la prestación a los futuros contrayentes del test diagnóstico de Anticuerpos anti hepatitis B (HBsAG) y anti hepatitis C.
ARTICULO 2º - Los establecimientos médico-asistenciales públicos, los de la seguridad social y las entidades de la medicina prepaga deben reconocer e incorporar dentro de su cobertura dicho test diagnóstico.
ARTICULO 3º - Se requerirá el consentimiento expreso y previamente informado de los futuros contrayentes para la realización del test diagnóstico y, en caso de arrojar resultado positivo, se les asesorará sobre los tratamientos disponibles y los lugares de atención que se disponga al efecto.
ARTICULO 4º - El Ministerio de Salud de la Nación y los organismos de salud que resulten competentes en cada jurisdicción son la autoridad de aplicación de la presente ley.
ARTICULO 5° - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


¿Cuántas personas con hepatitis B y C hay en Argentina? Lamentablemente no tenemos respuesta, porque no se ha efectuado un estudio de detección o “screening” epidemiológico de carácter nacional.
El gran desafío actual es detectar pacientes no diagnosticados para prevenir, en caso de infección crónica con dichos virus, la hepatitis crónica progresiva, la cirrosis y el cáncer de hígado.
En Día Mundial contra la Hepatitis, 28 de julio del año 2012, la OMS estableció acciones específicas, basadas en cuatro ejes:
1. sensibilización, promoción de alianzas y movilización de recursos;
2. formulación de políticas basadas pruebas científicas y datos para la acción;
3. prevención de la transmisión; y
4. pruebas de detección, atención y tratamiento.
La hepatitis B es una infección hepática de posible desenlace mortal y es causada por el virus de la hepatitis B (VHB), que pertenece a la familia hepadnaviridae (virus ADN hepatotrópico).
Puede presentarse como un proceso agudo similar a la hepatitis A (ictericia, orina de color oscuro, fiebre, vómitos) o como una forma de evolución crónica, que a través de los años, puede terminar en cirrosis, cáncer hepático e insuficiencia hepática con el consiguiente riesgo de muerte.
Cuando la hepatopatía crónica da síntomas son similares a la forma aguda, pero son reflejo de una enfermedad avanzada.
Estadísticas mundiales refieren que alrededor de 300 millones de personas tienen (a largo plazo), infecciones crónicas del hígado y aproximadamente 780 000 personas mueren cada año como consecuencia de la hepatitis B.
Existe una vacuna contra la hepatitis B desde 1982, que tiene una eficacia del 95% en la prevención de la infección por VHB y su evolución a la cronicidad, La misma está disponible en nuestro país, pero lamentablemente no ha alcanzado a toda la población. Debemos valorar la inclusión de la aplicación neonatal en el calendario de vacunación obligatorio.
El virus de la hepatitis B se encuentra en la sangre y en menor medida, en otros fluidos corporales. Se contagia mediante el contacto directo con dicho fluidos infectados, generalmente a través de un pinchazo de aguja o por contacto sexual. Hoy en día se la considera una enfermedad de transmisión sexual.
Otra vía de transmisión importante es la de la madre al niño, cuando este atraviesa el canal de parto.
No se transmite por alimentos o agua contaminados, ni por contactos ocasionales en el lugar de trabajo.
El diagnóstico de laboratorio de la hepatitis B se centra en la detección del antígeno superficial del virus de la hepatitis B (HBsAg). Estamos en condiciones de realizar dicho test en todo el país.
No hay un tratamiento específico contra la hepatitis B aguda. En el 90% de los adultos infectados la infección se resuelve, dejando inmunidad de por vida contra el virus. Un 5 % desarrolla la forma crónica de la enfermedad, mientras que el 1% presenta una hepatitis fulminante.
Algunas personas con hepatitis B crónica pueden responder al tratamiento con medicamentos antivirales (nucleótidos y nucleósidos) e interferón. Este puede retardar la progresión de la cirrosis, reducir la incidencia del carcinoma hepatocelular y mejorar la supervivencia a largo plazo. Por ello es importante el diagnóstico precoz de los portadores.
En nuestro país los pacientes pueden acceder al tratamiento recomendado a través del Programa Nacional de Hepatitis Virales y los respectivos Programas Provinciales
El cáncer hepático presenta una alta tasa de morbimortalidad, y suele aparecer en adultos jóvenes. En los países en desarrollo, la mayoría de los pacientes con cáncer hepático mueren a los pocos meses del diagnóstico. En aquellos de ingresos altos, es posible tomar medidas terapéuticas como el trasplante hepático
Algunos pacientes con cirrosis reciben trasplantes hepáticos, con diverso éxito.
La Hepatitis C es una enfermedad infecciosa que afecta primordialmente al hígado y es provocada por el virus de la hepatitis C (HCV).
La historia natural de la infección por HCV demuestra que sólo en un 15 % se resuelve en forma espontánea y que cerca de un 85 % desarrolla una infección crónica y de estos el 75% presentará hepatitis crónica, de los cuales un 20 % evolucionará a cirrosis hepática. De este 20 %, alrededor de 3-4 %, por año, finalizará en carcinoma hepático.
La hepatitis C se contrae principalmente mediante el contacto con sangre contaminada y hemoderivados. Existe entre un 20 y un 30% de casos en que no es posible demostrar la vía de entrada del virus al organismo “formas esporádicas”. Es una pandemia que no respeta sexo, edad, nivel social ni distribución demográfica. Se calcula que hay 270 a 310 millones de personas portadoras en todo el mundo. Debemos recordar que es asintomática. El episodio agudo en general pasa desapercibido y cuando da síntomas puede ser tarde, como por ejemplo cirrosis.
El diagnóstico se realiza mediante la determinación de anticuerpos contra el virus. Si los anticuerpos contra el virus de la hepatitis C son positivos, se realizarán otros estudios de mayor complejidad.
Por lo descripto y por ser la primera causa de trasplante hepático en el mundo, su detección temprana. Con el testeo simple de Ig G anti C, es fundamental para diagnosticarla y tratarla a tiempo, evitando sus consecuencias.
Existen actualmente buenos resultados terapéuticos. Con diagnóstico temprano y triple terapia (disponible en el país) puede lograrse un 70% de erradicación viral Se está avanzando hacia esquemas con nuevas drogas que podrían curar a la “Pandemia silente” que la constituye hoy día en vedette de la hepatología mundial”
Por lo expuesto precedentemente considero que la oferta del testeo, para ambos tipos de virus HVB Y HVC, en los análisis prenupciales constituiría es una importante herramienta para el diagnóstico precoz de estas infecciones y su posterior tratamiento, evitando así sus graves complicaciones.
De ahí que propicie se verifique la misma como parte del control prenupcial y se la suministre por intermedio de los establecimientos e instituciones de la salud, conforme se lo consigna, solicitando de mis pares el acompañamiento de la iniciativa.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
CAMAÑO, GRACIELA BUENOS AIRES FEDERAL UNIDOS POR UNA NUEVA ARGENTINA
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
ACCION SOCIAL Y SALUD PUBLICA (Primera Competencia)
PRESUPUESTO Y HACIENDA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.