PROYECTO DE LEY


Expediente 1806-D-2019
Sumario: INSTITUYESE EL 17 DE SEPTIEMBRE DE CADA AÑO COMO "DIA DEL EXILIADO ARGENTINO", EN CONMEMORACION DE LOS EXILIOS PRODUCIDOS ENTRE LOS AÑOS 1974 - 1983.
Fecha: 12/04/2019
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


INSTITUIR EL 17 DE SEPTIEMBRE DE CADA AÑO COMO EL “DIA DEL EXILIADO ARGENTINO”.
ARTÍCULO 1°.- Objeto. Instituyese el día 17 de septiembre de cada año como “Día del Exiliado Argentino” en todo el territorio de la NACION ARGENTINA, en conmemoración a los exilios de militantes producidos entre los años 1974-1983 en nuestro país.
ARTÍCULO 2°.- Comuníquese al PODER EJECUTIVO NACIONAL.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto de ley tiene como antecedentes directos los expedientes 40-P-2015 (promovido por el “Colectivo de Exiliados del Plan Cóndor”) y 2486-D-2017 (presentado por la distinguida Diputada Nacional MC Alcira Susana Argumedo), cuyos fundamentos se reproducen.
Hemos trabajado durante mucho tiempo para localizar situaciones acaecidas en ese tormentoso tiempo que tanto daño hizo y que nunca más debe volver. Unos de los aspectos situacionales ha sido el comienzo del exilio forzoso. Nos hemos inclinado por el 17 de septiembre, por las razones expuestas a continuación.
El miércoles 27 de febrero de 1974, por la noche, se realizó el Golpe de Estado que derrocó al gobernador constitucional de la provincia de Córdoba, Ricardo Obregón Cano y su vicegobernador Atilio López. En medio de un vasto operativo policial en la Casa de las Tejas, la sede del Gobierno provincial, fueron detenidos el gobernador y el vicegobernador. El episodio pasó a la historia como “el Navarrazo”, un ominoso tributo a Antonio Domingo Navarro, autor de un hecho sin precedentes en los anales de la República, varias veces golpeadas por las Fuerzas Armadas, pero nunca por la Policía.
“El Navarrazo” marca un antes y un después en la historia reciente de Córdoba y del país. Tan importante es saber cómo se llegó a semejante locura, como evocar lo que sobrevino, para comprender el valor de las instituciones democráticas y el precio que pagan las sociedades cada vez que aquellas son vulneradas.
En esa línea, no es un exceso considerar al “Navarrazo” como la antesala del terrorismo de Estado que asoló al país entero dos años más tarde, produciendo el genocidio. La preparación del genocidio fue para terminar con los acuerdos que los/as ciudadanos/as adquirirían realizando las grandes protestas nacionales del Corrientazo, Rosariazo, Cordobazo y miles de protestas ciudadanas a lo largo y ancho del país, en contra del autoritarismo ejercido por los sectores de poder.
El “Navarrazo” pretende cerrar lo que no pudo lograr el “Viborazo”, conocido también como “el 2º Cordobazo”. Ambas fueron huelgas masivas con protesta social, ocurridas el 29 de mayo del 1969 y el 11 de marzo de 1971, ante el inminente plan económico y político que continuaría la dictadura militar.
El brigadier Raúl Oscar Lacabanne reemplazó al policía golpista Antonio Domingo Navarro, quien puso en marcha la represión ilegal en la provincia de Córdoba y sentó las bases del aparato terrorista, mucho antes del golpe del 24 de marzo 1976. El 7 de septiembre fue la fecha en la que se profundizó el régimen de los sediciosos, con violaciones profundas de los Derechos Humanos: encarcelamientos, torturas, asesinatos, y también detenciones en centros clandestinos.
Las últimas tres semanas de septiembre del 1974 son el detonante de los primeros movimientos de un exilio masivo y forzoso, dentro y fuera del país, que se fue incrementando con el accionar de los Comandos Libertadores de América, la Alianza Anticomunista Argentina (la tristemente conocida “triple A”) y el siguiente golpe cívico-militar, desarrollando el genocidio hasta el año 1983.
Nos hemos inclinado por la fecha del 17 de septiembre, y no el 7, por considerar que la salvaguarda de quienes estaban hostigados/as, necesitó cerca de diez días para cambiar de hábitat.
EL PAPEL RELEVANTE DEL EXILIO PARA LA RECUPERACIÓN DE LA DEMOCRACIA.
Cuando el terror genocida en el interior de los países apago casi todas las voces, el exilio forzoso puso en el mundo, desde el primer día y años sucesivos, la descripción del horror que imperaba en nuestras naciones y genero instancias de intervención para frenar tanta irracionalidad.
El exilio forzoso colaboró significativamente para que las Organizaciones de Derechos Humanos (principalmente Abuelas y Madres de Plaza de Mayo), a partir del año 1977, hicieran sus denuncias a lo largo y ancho del mundo, y obtuvieran las ayudas de logística necesarias para la protección internacional y la instalación de sus sedes.
El exilio forzoso fue el mediador humanitario de las sucesivas emigraciones económicas que llegaban a los países de acogida.
El exilio argentino, precisamente por haber desarrollado en los países de acogida el caudaloso compendio de hechos políticos y jurídicos para el juzgamiento de los genocidas, fue parte muy significativa de esta justa lucha mundial, que llevaron a la detención: al dictador General Augusto Pinochet, quinientos un (501) días en Londres; de la extradición, desde México a España, y su posterior juzgamiento y encarcelamiento (hoy está preso en Argentina) al torturador y asesino Teniente Roberto Miguel Cavallo; y el encarcelamiento de Adolfo Scilingo, con ya más de una década de cárcel en España. El juzgamiento y castigo de los genocidas en Argentina, a partir del año 2004/2005, tiene como antecedente impulsor los numerosos juicios desarrollados en el exterior, y fundamentalmente el de los “Juicios de Madrid”. El Exilio Argentino es parte y arte de esta justa lucha que tanto contribuye a la Justicia Universal.
El Exilio Argentino, es uno de los actores principales para que hoy la justicia universal actúe, y tome cuenta de lo ocurrido con millones de españoles en el genocidio del Franquismo.
Desde 1974 fueron miles y miles los/as exiliados/as que salieron del país para salvar sus vidas, familias completas dejando absolutamente todo. Se estima que se trató de medio millón personas exiliadas. Numerosos países fueron, y siguen siéndolo, lugar de acogida: Perú, Venezuela, Cuba, Ecuador, México, España, casi todos los países europeos, y algunos de África. México primero, España y Francia, fueron los países que más exiliados recibieron. Interiormente, en el territorio argentino, las ciudades también se intercambiaban exiliados/as. Los/as primeros/as exiliados/as que marcharon fuera del país, fueron en gran parte a México, desde Córdoba, en el último trimestre de 1974.
Toda esta biografía del exilio forzoso, necesita inscribirse en la historia de los pueblos de por sí. Podríamos nombrar un grupo destacado de exiliados/as por su labor, que son más conocidos que el resto, pero consideramos que lo realizado y lo padecido es del colectivo de todos/as los/as exiliados/as.
Como reconocimiento al exilio forzoso, y como parte de la Memoria, Verdad y Justicia, que debe ser completa, solicitamos oficializar el día 17 de septiembre, como el “Día del Exiliado Argentino”.
Por los motivos expuestos, solicito a mis colegas de esta Honorable Cámara de Diputados y Diputadas de la Nación que nos acompañen con su firma en el presente Proyecto de Ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GROSSO, LEONARDO BUENOS AIRES MOVIMIENTO EVITA
DE PONTI, LUCILA MARIA SANTA FE MOVIMIENTO EVITA
FERREYRA, ARACELI CORRIENTES MOVIMIENTO EVITA
DONDA PEREZ, VICTORIA ANALIA CIUDAD de BUENOS AIRES SOMOS
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
LEGISLACION GENERAL (Primera Competencia)
DERECHOS HUMANOS Y GARANTIAS

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.