PROYECTO DE LEY


Expediente 1018-D-2018
Sumario: MARIA REMEDIOS DEL VALLE - MADRE DE LA PATRIA-. SE DISPONE LA CONSTRUCCION DE UN MONUMENTO EN HOMENAJE A SU PROTAGONISMO EN LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA.
Fecha: 16/03/2018
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


ERIGIR UN MONUMENTO A LA SEÑORA MARIA REMEDIOS DEL VALLE
Artículo 1º - Dispónese erigir un monumento en homenaje a la Señora María Remedios del Valle - quien fuera considerada "Madre de la Patria" -, en reconocimiento a su protagonismo trascendente en la historia de la República Argentina, en la lucha por la Independencia.
Artículo 2º - Su realización deberá estar a cargo exclusivamente de escultores argentinos y argentinas, llamándose a concurso público de proyectos para tal fin.
Artículo 3º - El Poder Ejecutivo, a través de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, dictará la reglamentación pertinente para el trámite correspondiente y la constitución del jurado respectivo.
Artículo 4º - Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley, serán imputados al Presupuesto de la Administración Nacional, en la partida que corresponda.
Artículo 5º - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


Este proyecto tiene como antecedente el Expediente 1487-D-2016, que ha perdido estado parlamentario.
Los discursos que se fueron escribiendo a través de la historia oficial excluyeron a miles de protagonistas. Por ejemplo, parecía que en la mayoría de los libros escolares mediante los cuales fuimos aprendiendo nuestra historia los negros y las negras no existían, que solamente vendían pastelitos o bailaban el candombe. Del mismo modo, parecía que la Conquista del Desierto no había sido un genocidio cometido contra los pueblos originarios. Y, por su parte, las mujeres aparecían solamente criando a sus hijos para que fueran a la guerra o acompañando a sus maridos.
Durante todo este tiempo muchas veces se ha discutido acerca de quién era el verdadero Padre de la Patria: si esa denominación debía corresponderle a Manuel Belgrano o a José de San Martín. Sin embargo, ninguna corriente historiográfica se detuvo a analizar qué mujer podría detentar el rol de "Madre de la Patria".
Por medio de algunas pequeñas investigaciones que hemos hecho, retomamos la historia de María Remedios del Valle, quien no sólo era mujer sino además pobre y negra, y combatió como un soldado más en la Guerra de la Independencia. Ella, convencida de los ideales de Mayo, al mes del pronunciamiento ya se había incorporado al Ejército del Norte, al que arrastró a sus hijos y marido.
Las primeras noticias sobre la carrera de guerra de María Remedios del Valle se remontan a su participación en la defensa de la Ciudad de Buenos Aires en las invasiones inglesas.
El 6 de julio de 1810 se incorporó al ejército auxiliar para las provincias del norte en compañía de su marido y sus hijos y sólo ella regresó viva de las campañas militares de la gesta independentista.
Se había embarcado en la conocida segunda campaña al Alto Perú en la que el abogado y patriota Manuel Belgrano comandaría las batallas feroces contra el enemigo colonialista. Fue parte de un ejército compuesto por 1.500 hombres, de los cuales sólo 600 poseían armas de fuego. Ella peleó con Belgrano para poder participar en la batalla puesto que primero Belgrano no quiso aceptarla y después sí lo hizo. Y no debió arrepentirse de ello. Durante la contienda asistió y alentó a los soldados.
Al respecto, en el año 1828 durante la discusión de un proyecto que la tenía como protagonista (del que más adelante hablaré), el Diputado Tomas Anchorena manifestó - con palabras textuales - "Efectivamente, esta es una mujer singular. Yo me hallaba de Secretario del General Belgrano cuando esta mujer estaba en el Ejército, y no había acción, en que ella pudiera tomar parte, que no la tomase, y en unos términos que podía ponerse en competencia con el soldado más valiente: admiraba al general, a los Oficiales y a todos cuantos acompañaban al Ejército; y en medio de este valor tenía una virtud a prueba (...) Yo los he oído a todos a voz pública hacer elogios de esta mujer por esa oficiosidad y caridad con que cuidaba a los hombres en la desgracia y miseria en que quedan los hombres después de una acción de guerra, sin piernas unos y otros sin brazos, sin tener auxilios ni recursos para remediar sus dolencias. De esta clase era esta mujer. (...) y que una mujer tan singular como ésta en nosotros debe ser el objeto de la admiración de cada ciudadano de todas estas provincias; y adonde quiera que vaya de ellas debiera ser recibida en brazos y auxiliada con preferencia a un General..."
Varios años después de la gesta independentista, en 1827, caminando por las calles de Buenos Aires el general Viamonte reconoció debajo de unos harapos a una mujer que pedía limosnas, y gritó: "¡Es la Capitana, es la Madre de la Patria!". Por eso, al año siguiente, siendo diputado presentó un proyecto para que se reconociera a esta mujer y se le otorgara una pensión.
El proyecto se puso en discusión el 18 de julio de 1828 en la sesión Nº 115 de la entonces Junta de Representantes de la provincia de Buenos Aires. En el debate el diputado Gamboa solicitó documentos que acreditaran el merecimiento de esa pensión. Ante ello, se puso en evidencia - además de los documentos que se solicitaban - que era una mujer que merecía por demás ser reivindicada. El diputado Viamonte tomó la palabra y dijo: "Esta mujer es realmente una benemérita. Ella ha seguido al ejército de la Patria desde el año 1810. Es conocida desde el primer general hasta el último oficial en todo el Ejército. Era conocida por todos como madre de la Patria. Es digna de ser atendida: presenta su cuerpo lleno de heridas de balas y lleno, además, de cicatrices de latigazos dados por los españoles." Tomás de Anchorena, por su parte, expresó lo antes comentado. En igual sentido se pronunciaron los diputados Aguirre, Lagos, Silveira, García Valdez, entre otros.
En esa sesión se aprobó por unanimidad crear una comisión que compusiera una biografía de esta mujer y la mandara a imprimir y publicar en los periódicos, como también que se construyera un monumento.
Demás está decir que nunca pudo cobrar la pensión: la burocracia del Poder Ejecutivo no pudo ser vencida y la Madre de la Patria siguió pidiendo limosna hasta morir en la indigencia y el olvido, en 1847.
Y actualmente, luego de ciento ochenta y dos años, no se ha erigido monumento alguno en su nombre como tampoco se ha llevado adelante la impresión.
Por ello, este proyecto busca - nuevamente - aprobar (para su posterior realización) parte de lo aprobado en aquel entonces así como también ser un aporte para intentar visibilizar y reivindicar la participación de las mujeres en una historia que tiene más de doscientos años y, en este caso, reivindicar la historia de María Mercedes del Valle que - como tantas otras mujeres - fue protagonista en su época y fue olvidada por la historia.
Es por todo lo expuesto que solicito la aprobación del presente proyecto de Ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
DONDA PEREZ, VICTORIA ANALIA CIUDAD de BUENOS AIRES LIBRES DEL SUR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA (Primera Competencia)
PRESUPUESTO Y HACIENDA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.