PROYECTO DE LEY


Expediente 0513-D-2019
Sumario: OTORGASE UNA PENSION DE GUERRA PARA EX SOLDADOS, PERSONAL DE LA POLICIA FEDERAL Y POLICIAS PROVINCIALES VICTIMAS DE ENFRENTAMIENTOS ARMADOS CON FUERZAS NO REGULARES.
Fecha: 13/03/2019
Proyecto
El Senado y Cámara de Diputados...


INSTAURAR UN RECONOCIMIENTO A TRAVES DE UNA PENSION DE GUERRA PARA EX SOLDADOS, PERSONAL DE LA POLICIA FEDERAL Y POLICIAS PROVINCIALES VICTIMAS DE ENFRENTAMIENTOS ARMADOS CON FUERZAS NO REGULARES
ARTICULO 1º.- Otorgase una pensión de guerra a los ex -soldados conscriptos de las fuerzas armadas que hayan estado destinados al “Operativo Independencia” dispuesto mediante Decreto N° 261/75 de la Presidente de la Nación María Estela Martínez de Perón o entrado efectivamente en combate en el área del Teatro de Operaciones de todo el territorio Nacional y al personal de la Policía Federal y Policías Provinciales hasta el grado de cabo. Dicha pensión tendrá anualmente las variaciones que resulten como consecuencia de los aumentos que la Ley de Presupuesto General de la Nación introduzca en los sueldos y regas del grado de cabo del Ejército Argentino.
ARTICULO 2°.- La pensión de guerra establecida en el presente régimen comprenderá a los ex conscriptos comprendidos en las clases 1951, 1952, 1953, 1954 y 1955 y es de carácter independiente de cualquier otra reparación que hubiere lugar, sin perjuicio de la indemnización que a cualquier persona afectada correspondiere, por daño moral; físico y/o psicológico como consecuencia del ejercicio de las funciones encomendadas,
ARTICULO 3°.- Los beneficios previstos en la presente Ley serán compatibles con cualquier otro de carácter previsional permanente, otorgado por el Estado Nacional, Provincial o municipal de la misma naturaleza y emanadas de las mismas situaciones.
ARTICULO 4°.- En caso de fallecimiento del beneficiario serán acreedores al beneficio los derechohabientes en el siguiente orden:
a) Cónyuge supérstite o concubina que pruebe la convivencia de acuerdo a la normativa previsional vigente;
b) Hijos menores de edad al momento del fallecimiento y hasta su mayoría de edad;
c) Hijos incapacitados para el trabajo, mientras dure la incapacidad.
ARTICULO 5°.- La aplicación del presente régimen implica la no existencia de plazos máximos temporales de presentación para ejercer los derechos que este régimen otorga, siempre y cuando no estuvieran siendo investigados por delitos de lesa humanidad o estuvieren cumpliendo condenas en ese sentido.
ARTICULO 6°.- El beneficio que establece la presente ley será equivalente al cien por ciento (100%) de la remuneración mensual, integrada por los rubros “sueldos y regas” que percibe el grado de cabo del Ejército argentino,
ARTICULO 7°.- La Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación será el órgano de aplicación del presente régimen, y tendrá a su cargo la articulación con las áreas del gobierno involucradas con la presente ley, quedando a su cargo la coordinación, difusión, asesoramiento de los beneficiarios y el diseño y la ejecución de un plan sistemático y riguroso de monitoreo de su aplicación pudiendo dictar las normas aclaratorias y complementarias que fueren necesarias a fin de dar cumplimiento a lo establecido en la presente ley y resolver sobre la procedencia del beneficio en forma sumarísima.
ARTICULO 8°.- La ADMINISTRACION NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (ANSES), Organismo Descentralizado en jurisdicción del MINISTERIO competente, tendrá a su cargo la liquidación y pago de las pensiones graciables otorgadas a favor de los peticionarios y de sus derechos habientes.
ARTICULO 9°.- Los fondos necesarios para implementar el presente régimen serán provistos por el Tesoro Nacional.
ARTICULO 10°.- El Poder Ejecutivo Nacional reglamentara la presente Ley dentro de los 60 (sesenta) días de su promulgación.
ARTICULO 11°.- Invitase a las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
ARTICULO 12°.- De forma.-

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


La presente iniciativa la presente mediante Expediente número 1058-D-2017 y hoy vuelvo a insistir con el tratamiento del este Proyecto atento a que considero que es un justo y merecido Reconocimiento a los a soldados de las clases 1951, 1952, 1953, 1954 y 1955, o en el caso de haber fallecido a sus herederos directos.
Este reclamo data de hace muchos años, no solo a través de distintas asociaciones sino también a través de distintas presentaciones legales realizadas por los ex soldados.
Brindarles una respuesta clara y concreta a través de una Ley es hoy nuestra obligación para que aquellas personas que intervinieron en el operativo
Muchos de aquellos ex soldados del Operativo Independencia quedaron heridos y con implacables daños psicológicos, al igual que los que protagonizaron el conflicto en el Beagle con Chile; y Malvinas.
La realidad hoy nos indica que ese sector de la sociedad se encuentra marginado socialmente.
Desde 1984 hasta la fecha siempre resuena la frase "Pacificación Nacional" y estoy totalmente convencido que una Ley que le otorgue una pensión de guerra a los conscriptos de las clases 1953, 1954, 1955 realmente adquirirá sentido y otorgara un marco de justicia a esos argentinos que hoy siguen esperando.
El argumento esgrimido en forma permanente por este sector de la Sociedad es el que refleja Enrique Alberto Juárez D.N.I. 16.457.569 en una nota dirigida al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en su carácter de presidente de la ASOCIACION CIVIL BRIGADIER GRAL. JUAN MANUEL DE ROSAS. presidente del “partido municipal frente de renovación para el cambio” y miembro de la junta departamental por el departamento Famailla del Partido Justicialista distrito Tucumán, el Famailla, el 17 de abril de 2013, que expresa
“…Sin lugar a dudas, ese Gobierno Militar fue el suceso más nefasto desde que tenemos memoria como Nación, que concluyó después del desastre de Malvinas. Esta guerra ha sido un hecho de tal conmoción y tan profundamente grave, por la pérdida de vidas humanas, por la derrota militar y diplomática, los inmensos gastos que insumió la operación militar y la pesada sensación de desilusión en que cayó el pueblo Argentino, que podría decirse que actuó como un telón sobre situaciones tan dramáticas como las que se vivieron durante 1978, donde se creía inminente la Guerra contra Chile.
Con el paso de los años y tantas situaciones de crisis que ha vivido el País, parecen irse olvidando los momentos de dolor y las penurias, quizás porque el tiempo ayuda a cicatrizar esas heridas o en parte también porque las crisis se fueron renovando y tapando unas con otras.
Por ello, parece haberse olvidado aquellos días de 1978 donde los gobiernos de Argentina y Chile, concretaron la mayor crisis bilateral de la historia entre ambos países, donde de uno y otro lado, los Gobiernos militares se fortalecían de la militarización descontrolada que incluía la compra de equipos bélicos, de comunicación y logísticos de altísimos costos.
Por entonces, en las regiones de frontera se encontraban a fines de 1978 más de 250.000 efectivos de todas las fuerzas, preparados para entrar en combate. La escalada de tensión llego a su punto máximo el día 22 de diciembre, donde se estuvo a pocas horas de comenzar el enfrentamiento, a tal punto que todas las unidades militares recibieron la novedad de que el País se encontraba en guerra con Chile.
En tanto que la situación evolucionaba hacia el conflicto armado, la diplomacia se esforzaba por encontrar una salida viable para ambos países, que finalmente llego en la misma jornada del 22 de diciembre cuando Su Santidad Juan Pablo II acepto mediar en la disputa, encomendando la misión al recordado Cardenal Samore.
Aun bajo la negociación diplomática y bajo la supervisión de los Dignatarios de la Iglesia Católica, ambos países mantuvieron en estado de alerta y movilización sus fuerzas armadas, en la que muchos efectivos permanecieron hasta seis meses sin retornar a sus hogares, con un estrés psicológico provocado por estar bajo la tensión de una guerra inminente y soportando todo tipo de penurias.
Muchos de esos hombres eran jóvenes de apenas 18 años, que habían egresado de la escuela un tiempo antes, y que así como los "Héroes de Malvinas" fueron puestos en esa situación sin ninguna posibilidad de opción, bajo riesgo de ser declarado "Traidor a la Patria" si se opinaba en contrario, situación que por entonces, el Código de Justicia Militar sancionaba con la muerte del detractor.
La ley 17.531 de Servicio Militar Obligatorio disponía que "el servicio de conscripción es el que cumplen con carácter de obligatorio y durante la paz los argentinos convocados al efecto en el año que cumplen 18 años (20 hasta 1976)". (Cap.III, art.11). La normativa disponía también que esa incorporación tenía por motivo otorgar a los ciudadanos "una instrucción militar" para que, una vez dados de baja de servicio, integrar la fuerza de reserva como soldados instruidos hasta los 35 años de edad, que podían ser convocados en caso de guerra mediante una ley de convocatoria del Congreso de la Nación (art. 75, inc. 27 de la Constitución Nacional). De lo antedicho se entiende que los ciudadanos incorporados como soldados conscriptos no podían ser afectados al cumplimiento de tareas profesionales ya que lo eran "para ser instruidos", y por lo tanto obviamente carecían de la preparación física, psicológica y profesional que se requiere para el manejo de equipamientos militares de gran poder destructivo y afrontar situaciones especiales de enorme riesgo y tensión, que los cuadros permanentes adquieren después de largos años de formación y adiestramiento especifico.
Durante el periodo que nos ocupa los soldados conscriptos fueron "movilizados bajo estado bélico" por el Operativo Independencia y el Conflicto del Beagle. En este último caso incluso, por primera vez se reincorporaron soldados de reserva sin la necesaria ley del Congreso, ya que fue dispuesto por un gobierno de facto. Este conflicto produjo además un desfasaje en los tiempos de convocatoria y duración del reclutamiento perjudicando la formación y/o actividad laboral de los implicados.
DERECHO
Se debe considerar que todo derecho implica obligaciones. El derecho que tenía el Estado de imponer a los ciudadanos un servicio obligatorio no lo eximía, y por el contrario reforzaba, su responsabilidad de velar por sus vidas, seguridad, integridad física y moral y demás derechos previstos en la carta magna, que indudablemente no se cumplió. Los organismos de Derechos Humanos registran unos 200 casos de conscriptos desaparecidos, y otros centenares que perdieron su vida, fueron heridos, mutilados o quedaron con graves secuelas físicas, producto de enfrentamientos armados, copamientos de cuarteles, accidentes, penurias, maltratos, etc. La totalidad, de alguna manera, quedaron afectados psicológicamente por presenciar o tomar conocimiento de esos hechos o por el estrés provocado por las situaciones de terror generalizado y de riesgo vital que se vivía.
El principal objetivo del presente es el de otorgar a quienes fueron soldados conscriptos del servicio militar obligatorio durante los años 1.974 a 1.983 los beneficios de una pensión y la cobertura de asistencia social, mediante el acceso a una obra social que les cubra una asistencia en su salud y la de sus familiares y que sería abarcativo de las clases 53, 54, 55, 58, 59, 62, 63 y otras incorporadas con éstos. Antecedentes:
Antecedentes
Como antecedente traigo a colación legislación comparada y cito el modelo español que reparó a quienes combatieron en ambos frentes en la Guerra Civil Española, con una pensión otorgada a estos por una suma de Seiscientos Euros (€ 600) y que son enviadas a sus beneficiarios en toda España e inclusive a algunos que se encuentran residiendo en lo que fue la Unión Soviética, como un reconocimiento de los daños padecidos por sus ciudadanos que se vieron afectados por un accidente histórico.
En nuestro país, la ley 24.411 de "Desaparición Forzada de Personas", acordó beneficios extraordinarios, a personas que al momento de sancionarse dicha ley, se encontraban en situación de desaparición forzada de personas, cuando se hubiere privado a alguien de su libertad personal y el hecho fuese seguido por la desaparición de la víctima, o si hubiere sido alojada en lugares clandestinos de detención o privado bajo cualquier forma del derecho a la jurisdicción.
En idéntico sentido, la ley 24.823, modificó algunos recaudos de la mencionada 24.411, pero siempre manteniendo los beneficios que la misma les acordaba a las personas que acreditaren encontrarse dentro del mencionado marco normativo, ampliando, aclarando e incorporando en algunos casos, situaciones particulares de los potenciales beneficiarios que no habían sido contempladas en la ley modificada.
La ley 24.652/96, modificatoria de la ley 23.848/90, también otorga una pensión de guerra a los ex soldados conscriptos de las fuerzas armadas que hayan estado destinados en el teatro de operaciones Malvinas, o entrado efectivamente en combate en el área de operaciones del Atlántico Sur y a los civiles que se encontraban cumpliendo funciones de servicio y/o apoyo en los lugares antes mencionados, entre el 2 de Abril y 14 de Junio de 1.982.
En ambos casos, las mencionadas leyes, no solo otorgaron los beneficios de la pensión a quienes fueron directos protagonistas, sino que además, posibilitaron que familiares directos, abuelos o concubinos, pudieran gozar de tal beneficio, acreditando debidamente las condiciones que esgrimían para la solicitud.
La situación de los ex conscriptos de las clases mencionadas se encuentra amparado por los Convenios de Ginebra del 12 de Agosto de 1949, como así también por sus dos Protocolos Adicionales: tanto en el Protocolo I Adicional a los Convenios de Ginebra, en el Título III, Sección II, Artículo 43, incisos 1 y 2; y el Protocolo II Adicional a los Convenios de Ginebra, Artículo 1, inciso 1; como así también el Pacto de San José de Costa Rica, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, art. 5º, incisos 1 y 2 y la convención contra tortura y otros tratos, o penas crueles, inhumanas y degradantes. Argentina es uno de los países suscriptores de esos pactos internacionales.
No puede dejar de mencionarse la vulneración de la Ley 17.531 de Servicio Militar Obligatorio, el Código de Disciplina Militar y la Constitución Nacional, artículos 14 bis, 15, 17, 18, 21 y 75 incisos 25 y 27.
Los hechos que aquí se describen, además de encontrarse avalados por abundante documentación, se mantiene en la memoria del pueblo y merecen ser auspiciados por las Instituciones como manera de formular un reconocimiento histórico a quienes fueron protagonistas involuntarios de estos hechos Además, estas generaciones fueron las mas cruentamente castigadas por las políticas económicas implementadas durante el Gobierno militar y las mantenidas luego, que produjo que la mayoría padezcan gravísimas dificultades ocupacionales, que por su edad, encima de los 40 y 50 años, es casi Imposible su reinserción en las condiciones vigentes, como tampoco acceder a beneficios previsionales, permaneciendo marginados del mundo laboral y social, soportando todo tipo de penurias degradantes. Este beneficio aliviaría en alguna medida la angustia de estos argentinos y sus familias poniendo justicia a estas situaciones como lo indican las normas morales y constitucionales.
HECHOS
Corría la década del 1970 grupos subversivos liderado por Mario Roberto Santucho, el PRT-ERP impulsó un foco guerrillero en Tucumán en mayo de 1974, querían un régimen de democracia liberal en la Argentina. Nos proponían un Estado socialista, y estaban convencidos de que un Estado socialista solo podía ser conquistado por la fuerza de las armas.
Luís Mattini, jefe guerrillero a fines de 1974 la Compañía Ramón Rosa Jiménez estaba formada por 90 hombres y 10 mujeres, organizados en 4 pelotones.[ Gran parte de los oficiales del ERP fueron entrenados en Cuba.[] El jefe guerrillero Enrique Gorriarán Merlo, confirmó la presencia de Argentinos en campos de entrenamiento militar en Cuba, diciendo: “Quedó entonces formalizada la relación del PRT con el partido comunista de Cuba”. Acordamos los viajes posteriores de nuevos compañeros para realizar distintos cursos, tanto militares como políticos”.] En 1975, Montoneros destacó observadores al frente rural del ERP en esa provincia.[ Además existía una Unidad Básica de Combate Logística (UBCL) con la que Montoneros apoyó a la Compañía de Monte “Ramón Rosa Jiménez” en 1975. Se estimó que entre los
elementos que apoyaban directamente a los guerrilleros en 1975, ascendían a 400 hombres[], al finalizar el año 1974, el ERP, tenía unos 2.500 simpatizantes esparcidos por toda la provincia.
Desarrollo del conflicto
A lo largo de 1975 y a principios de 1976, tuvieron lugar sangrientos enfrentamientos en Santa Lucía, Potrero de Las Tablas, Quebrada de Lules, Río Pueblo Viejo, Manchalá, asentamiento Las Maravillas, arroyo San Gabriel, Acheral, Tafí Viejo, Potrero Negro, El Cadillal y el sorpresivo ataque al Regimiento de Infantería de Monte 29 de Formosa. Inicialmente, participan todas las unidades principales de la Brigada de Infantería 5 del general de Brigada A. Edgardo Vilas.[]
Isabel Martínez de Perón.
El gobierno de Isabel Martínez estudia la decisión de encargar al Ejército erradicar al ERP de la provincia. En diciembre la decisión ha sido tomada. El presidente interino Ítalo Argentino Luder (María Estela Martínez de Perón se encontraba de licencia), disponiendo que el comando general del Ejército procederá a ejecutar todas las operaciones militares que sean necesarias a efectos de neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos que actúan en la provincia de Tucumán (decreto del Poder Ejecutivo Nacional 261/1975). El presidente provisional de la Cámara de Senadores, Ítalo Luder, hizo extensivo el operativo a todo el país durante su breve interludio al frente del PEN (merced a una licencia por razones de salud de la presidenta), mediante los decretos 2770/1975, 2771/1975, y 2772.
Disponiendo una posición, Loca Genocida, Nazi terriblemente Nazi Nach At Never de dos Generales en disponibilidad del Ejército Argentino que se le habían quitado el mando de tropa. Se llamaba Jorge Rafael Videla y Viola estaban en disponibilidad el resto de generalato, le pedían a la Presidenta Estela Martínez de Perón, sáquelo a eso tipo del medio. Tienen un plan de exterminio, es terrorífico, van a destruir el Ejército y la Argentina, el Gobierno de Isabel Martínez de Perón cometió un error increíble se alío con los sectores al asumirlo al Gobierno dándole la Comandancia general del Ejercito a Videla así creyó que con eso tenía asegurado el paso de su Gobierno, con eso lo único que se aseguro es un plan genocida, brutal jama en la historia Argentina tendrá algo parecido ni similar a los Nazi Nach At Never. Los Nazi se hubieran admirado de lo que paso aquí cuando ese dúo de Generales se hizo cargo de la República Argentina.
Había que exterminar a 5000 personas, esto está escrito en los libros de Historia, el plan está anunciado.
La V Brigada de Infantería de Tucumán va a tener a su cargo el operativo y es designado para el cargo de comandante el general de brigada Ricardo Muñoz. Pero el 6 de enero de 1975, al sobrevolar la zona de operaciones, cae su avión y muere una decena de jefes de su Estado Mayor. Se piensa que ha sido un atentado, pero predomina la hipótesis de que fue un accidente. Muñoz es reemplazado por el general de brigada A. Vilas, quien pasa así a comandar el Operativo Independencia. Se inicia en febrero. Un decreto del Poder Ejecutivo que otorga al Ejército jurisdicción sobre un tercio del territorio provincial.
Inicialmente, participan todas las unidades de la V Brigada de Infantería con comando en Tucumán: el Regimiento 19 de Infantería, la Compañía de Comunicaciones 5 y la Compañía de Arsenales 5 de la capital provincial; el Regimiento 20 de Infantería de Montaña y el Grupo de Artillería 5 de Jujuy; el 28 de Infantería de Monte 28 de Tartagal y el Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 105, la Compañía de Ingenieros 5 y la Compañía de Sanidad 5 de Salta, estas unidades envían fuerzas de tareas, que son destacadas en el interior del monte tucumano por turnos de 45 días. La tropa está constituida por conscriptos de 20 años.
A los pocos días de iniciado el Operativo, cae en un enfrentamiento con el ERP el capitán Héctor Cáceres. En su entierro habla el teniente general Leandro Anaya, quien subraya que el Ejército se encuentra en el monte tucumano por orden del gobierno constitucional.
En marzo se percibe cierto pesimismo en el Ejército por la falta de resultados concretos. A su vez el ERP, a través de una publicación editada en París, reivindica el éxito de haber logrado aferrar a una brigada del Ejército de 4000 hombres con sólo 300 "combatientes".
Al mes siguiente, el Ejército captura a algunos miembros de la guerrilla tucumana, mientras que el ERP, en una conferencia de prensa realizada en Lisboa, anuncia la constitución de un "Comando Conjunto Operacional" junto con el MIR de Chile, el MNT (tupamaros) de Uruguay y el ELN de Bolivia. También ataca el Batallón de Arsenales 121 de Rosario, donde muere el jefe de la unidad, coronel Arturo Carpani Costa.
En mayo, mientras el Ejército realiza progresos en la detención de miembros del ERP en el interior de la provincia, Isabel Martínez de Perón, como presidente, visita la zona de operaciones de Tucumán acompañada por el Ministro de Bienestar Social, José López Rega. La presidenta reemplaza en el cargo de comandante general del Ejército al teniente general Anaya por el general Alberto Numa Laplane. El escenario queda definido, el 11 de mayo de 1975 se produjo un intenso tiroteo en la ruta 301 en Tucumán, en donde fue muerto el subteniente Raúl Ernesto García. El 28 de mayo se libra el combate de Manchalá, en el que unos 70 miembros del ERP, bajo órdenes del Capitán Santiago, Hugo Irurzun, son derrotados por las fracciones del ejército, mientras se dirigían a atacar el comando de puesto de la, que estaba apostado en la ciudad de Famaillá. El ataque iba a tener lugar el Día del Ejército, que se conmemora el 29 de mayo. El plan era capturar y matar a todos los miembros del puesto de mando a órdenes del general Vilas.
El 2 de agosto de 1975, efectivos de la brigada entran en combate con los guerrilleros, y son heridos un teniente y cuatro conscriptos. El 5 de agosto pierde la vida el teniente José Conrado Mundani, manipulando material explosivo de manera negligente. El 7 de agosto muere en otro combate un teniente y en otra acción de patrulla muere un cabo primero. El 12 de ese mes, la Compañía "A" del Regimiento de Infantería de Monte 28 entra en acción contra un pelotón del ERP al que derrota cerca del pueblo de Los Dulces. Y el 16 de agosto muere en un enfrentamiento en la localidad Las Mesadas de Tucumán, el cabo primero Miguel Dardo Juárez; los guerrilleros tuvieron seis muertos en esta acción...[]
El 11 de septiembre de 1975, Arturo Ovejero Soria (25) fue ejecutado en Tucumán por el grupo paramilitar "Comando José Rucci".
El 5 de octubre de 1975, Montoneros realizó el Ataque al Regimiento de Infantería de Monte 29 de Formosa, para robar armas, dejando 16 muertos propios en el cuartel mientras que los defensores tuvieron 12 muertos y 19 heridos.[] Desde febrero hasta diciembre de 1975, murieron 163 miembros de la guerrilla rural y 53 del ejército, policía y gendarmería en Tucumán.[]
El hecho marca un punto de inflexión a favor del Ejército, que pasa a una acción ofensiva.
El 2 de agosto, efectivos del Grupo de Artillería 5 entran en combate con guerrilleros, y son heridos un teniente y cuatro conscriptos; el 7 cae en otro combate un teniente y en otra acción un cabo primero. El 12, la Compañía A del Regimiento 28 de Infantería de Monte libra un combate en campo abierto contra una fracción del ERP a la que derrota en la localidad de Los Dulces. Seis días después, Montoneros, en una operación combinada con el ERP, logra hacer estallar un explosivo debajo de un avión Hércules que salía del aeropuerto de Tucumán, con un centenar de gendarmes, entre los cuales quedan decenas de muertos y heridos, que habían participado en el Operativo, ese mes. Tras una crisis militar, llega el general Jorge Rafael Videla quien en septiembre visita la zona de operaciones en la provincia de Tucumán, el día 7 y 8 de octubre, En la zona rural de Tucumán, el ERP tiene el control de un tercio de la provincia. Se está gestando una suerte de "zona liberada" que apunta a lograr el reconocimiento internacional como bando "beligerante". Incluso la guerrilla cobra peaje en algunas rutas provinciales."El Día", sábado 15 de febrero de 1975. Se enfrentan en Tucumán, tropas del ejército y guerrilleros un saldo de cuatro muertos dejó el primer combate. Ese mismo día se produce el primer combate entre el ejército argentino y los guerrilleros del ERP en la jungla de la sierra de Aconquija...Combates en campo abierto contra la "Compañía de Monte Ramón Rosa Jiménez" del ERP. Es muerto su jefe, el arquitecto Juan Carlos Molina, cuyo nombre de guerra era "Comandante Pablo" y poco después cae su segundo, Manuel Negrín. La situación ya se ha volcado a favor del Ejército, todavía a fin de ese mes siguen cayendo algunos oficiales en combates en el monte, mientras que en noviembre aviones de la Fuerza Aérea Douglas A4-B entran en acción en apoyo del Ejército. Para el mes de diciembre, en la zona rural de Tucumán, el ERP ha quedado reducido a algunas decenas de combatientes, que para el Ejército estaban mal abastecidos, en deficiente estado sanitario y sufriendo deserciones. El Operativo Independencia había tenido éxito.
Hoy parece difícil de entender que un gobierno electo con las instituciones funcionando, en momentos en que el desempleo era del 4% y los niveles de pobreza muy inferiores a los que hemos tenido después y con una participación del salario en la distribución del ingreso superior a la de hoy, fuera atacado con acciones de tipo guerrillero.
Pero en aquel momento el triunfo de la guerrilla rural de Mao tenía un cuarto de siglo; el éxito de la insurgencia de Fidel Castro había sucedido 15 años antes; la incursión del Che Guevara en Bolivia había sido sólo seis años antes y la derrota del ejército norteamericano en Vietnam había tenido lugar sólo un año antes. Para la izquierda no parecía entonces imposible la toma del poder a través de las armas, también cabe considerar que en 1975, el año del Operativo Independencia, sólo la Argentina tenía un gobierno constitucional en el Cono Sur. A cuarenta años de estos hechos, es oportuno recordar que el mayor foco de guerrilla rural de la historia Argentina fue combatido con éxito por el Ejército durante un gobierno constitucional.
En estos días se cumplen 40 años del comienzo del Operativo Independencia, la operación con la que el Ejército, durante el gobierno constitucional de Isabel Martínez, logró derrotar en los montes tucumanos a la guerrilla, que había declarado una "zona liberada" y controlaba un tercio de la provincia
El gobierno constitucional de Juan Domingo Perón, que había asumido el 12 de octubre de 1973, enfrentó desde sus inicios las acciones terroristas del grupo guerrillero ERP, de orientación trotskista. Incluso días antes de que asumiera, en septiembre, esta organización atacó el Comando de Sanidad del Ejército en la calle Pozos, de la Capital. En enero de 1974, atacó la guarnición militar de Azul, donde fueron muertos el jefe del Regimiento 10 de Tiradores Blindados, coronel Camilo Gay y su esposa, y secuestro al jefe del Grupo de Artillería Blindado 1, teniente coronel Jorge Ibarzábal.
Perón pronunció ese día como Presidente, vestido con uniforme de teniente general, un duro discurso contra la guerrilla transmitida por la cadena nacional de radio y televisión.
En abril se produjo la primera reunión entre el presidente y el comandante general del Ejército, teniente general Leandro Anaya, y el jefe de Inteligencia de la fuerza, general de brigada Carlos Dalla Tea, a los efectos de analizar cuál sería el rol que tendría el Ejército frente a las acciones de la guerrilla. Al mes siguiente, fueron frustrados ataques del ERP contra el Grupo de Artillería de Defensa Aérea 141 de San Luis y el Batallón de Comunicaciones 121 de Rosario.
Ese mes tuvo lugar el primer operativo policial con apoyo militar, en el interior de la provincia de Tucumán, donde la llamada "Compañía de Monte Ramón Rosa Jiménez", del ERP, había realizado acciones en varias poblaciones rurales. Elementos de la Policía Federal y provincial, con apoyo logístico del Ejército, entraron en la zona de monte, pero sin éxito, a enfrentar con personal especializado en la seguridad urbana un problema de guerrilla rural.
El 1° de julio muere Perón y asume la vicepresidenta, Isabel Martínez de Perón, y fue en agosto cuando se produjo un incremento de las acciones del ERP. Elementos de esta organización Atacaron el Regimiento 17 de Infantería de Catamarca, quisieron copar la unidad y fracasaron. Los atacantes fueron repelidos y cercados por el Ejército, y 16 de ellos murieron. Casi al mismo tiempo, el ERP atacó la Fábrica Militar de Villa María y capturó al subdirector, teniente coronel Argentino del Valle Larrabure. Ambas provincias tienen fronteras con Tucumán. Efectivos de la V Brigada de Infantería con asiento en esa provincia, a órdenes del general de brigada Luciano B. Menéndez, penetraron en el monte tucumano y encontraron vestigios de la presencia de ERP, pero no entraron en combate.A comienzos de septiembre, esta organización guerrillera informa que deja de aplicar las convenciones de Ginebra a los militares que tiene capturados y anuncia que ejecutará a oficiales del Ejército en represalia por los muertos en Catamarca. Dos días después, en un pueblo rural de Tucumán, el ERP captura y fusila en la plaza central a los baqueanos que habían guiado a la Policía Federal en mayo y al Ejército en agosto en sus incursiones en el monte.
En los días siguientes, se suceden las "ejecuciones" de miembros del Ejército en forma indiscriminada. Caen decenas de oficiales del cuerpo de comando y de los servicios y hasta conscriptos, muertos por lo general al salir o al regresar de sus casas.
Cada velatorio va generando un estado de opinión dentro del Ejército a favor de que la fuerza actúe directamente contra la guerrilla, algo rechazada por la mayoría de los militares hasta mediados de 1974. En noviembre, es designado un militar en actividad como Jefe de la Policía de Tucumán, es muerto el teniente coronel Ibarzábal -que había sido capturado en enero por el ERP, al ser interceptado el vehículo en el cual era transportado dentro de un ropero, muere en un atentado el Jefe de la Policía Federal, Comisario Alberto Villar.
El 3 de diciembre es muerto, al salir de su casa en Tucumán, el capitán Humberto Viola, junto con su hija de 3 años. El ERP, al percibir el costo político que ha pagado, emite un comunicado desde el Uruguay anunciando que suspende las ejecuciones individuales de militares.
Ese mes el Ejército realiza operativos en busca de guerrilleros en Salta y Tucumán. En cuatro meses, la opinión militar reacia a intervenir en este conflicto ha cambiado y las muertes individuales e indiscriminadas de militares han sido la causa del cambio.
"Zona liberada"
El viernes por la noche una patrulla de la quinta brigada argentina, comandada por un teniente, cayó en una emboscada tendida por el Ejército Revolucionario del Pueblo cerca de Pueblo Viejo, a unos 20 kilómetros de Tucumán, capital de la provincia en donde el ejército desencadenó ofensiva contra los guerrilleros.El 14 de febrero, en el combate del Río Pueblo Viejo, cae muerto en una emboscada tendida por el ERP, el teniente primero Héctor Cáceres y son heridos un teniente Daniel Arias, un subteniente y un cabo primero Orellana .
En la zona rural de Tucumán, el ERP tiene el control de un tercio de la provincia. Se está gestando una suerte de "zona liberada" que apunta a lograr el reconocimiento internacional como bando "beligerante". Incluso la guerrilla cobra peaje en algunas rutas provinciales.
"El Día", sábado 15 de febrero de 1975 se enfrentan en Tucumán, tropas del ejército y guerrilleros un saldo de cuatro muertos dejó el primer combate. Ese mismo día se produce el primer combate entre el ejército argentino y los guerrilleros del ERP en la jungla de la sierra de Aconquija..
El 24 de febrero, un helicóptero UH-1H Huey del ejército argentino que apoyaba operaciones de control en un sector selvático y cerca del pueblo de Ingenio Santa Lucia cayó a tierra, lo que causó la muerte de los dos militares que lo tripulaban,[ ]según informó A. Vilas en un comunicado.
Entre tanto en Buenos Aires, el batallón de infantería, con asiento en Ensenada, en las cercanías de la ciudad de La Plata, a unos 50 kilómetros de Buenos Aires, estallaron tres artefactos explosivos, que causaron algunos daños materiales.
Mientras en la ciudad de Santa Fé, 500 kilómetros al norte, fue muerto el diputado Hipólito Acuña, por el movimiento Montoneros. Acuña pertenecía al gremialismo peronista que, en la provincia, está enfrentado actualmente con el gobernador, Carlos Sylvestre Begnis.
Acuña es el segundo diputado nacional asesinado en los últimos seis meses. A fines de julio de 1974 murió en un atentado el diputado de izquierda, Rodolfo Ortega Peña. El crimen se lo atribuyó la organización derechista "Alianza Anticomunista Argentina" (AAA).
Por otra parte, fueron asesinados dos delegados gremiales izquierdistas en Buenos Aires, probablemente por la "AAA", la misma organización que recientemente dinamitó la planta impresora del matutino Cordobés, La Voz del interior.
Ataque al Batallón de Monte Chingolo Sra. Presidenta
El 23 de diciembre de 1975 el Batallón Urbano "José de San Martín" del ERP, con refuerzo de unos 30 o 40 guerrilleros, recién llegados de Tucumán, atacaron al Batallón de Arsenales 601 "Domingo Viejobueno", en la localidad de Monte Chingolo, con el plan de capturar un numeroso arsenal.[ ]Entre los efectivos militares figuraba un soldado informante del Batallón de Arsenales 601.[ ] Sin embargo, el copamiento de la unidad militar no se pudo completar. Las bajas de ERP fueron 62 muertos (unos 30 de ellos ejecutados ilegalmente después de que se hubieran rendido) y unos 25 heridos fueron evacuados por sus compañeros. Durante el ataque que efectuaron miembros del ERP al Batallón de Arsenales 601, "Domingo Viejobueno", en Monte Chingolo, murieron además tres oficiales y cuatro Conscriptos.[ ]Además hubo 17 heridos del Ejército, 8 de la Policía Federal y 9 de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Al Sargento ayudante, después de haber sido herido, le destrozaron la cabeza a culatazos. En febrero de 1976, en el combate de El Cadillal, efectivos del Regimiento de Infantería Aerotransportada 14 entran en combate con 65 guerrilleros Montoneros, siendo muertos el cabo Héctor Roberto Lazarte y el conscripto Pedro Burguener. Fue una emboscada y como resultado fueron muertos varios integrantes de la “Fuerza de Monte del Ejército Montonero”, entre ellos Juan Carlos Alsogaray, jefe de la unidad e hijo del que fuera Comandante en Jefe del Ejército Argentino, General Julio Alzogaray quien, hacía un tiempo, había sufrido un intento de secuestro fallido en la vía pública a manos de Montoneros, donde militaban sus hijos.
[]El 10 de abril de 1976, muere en una emboscada el conscripto Mario Gutiérrez. El 26 de abril de 1976, un pelotón montonero abate al ex-coronel Abel Héctor Elías Cavagnaro en la puerta de su casa en Tucumán.[ ]EL 5 de mayo de 1976, durante la realización de un reconocimiento ofensivo, se estrelló a orillas del Río Caspinchango un helicóptero UH-1H Huey del ejército argentino, muriendo el capitán José Antonio Ramallo, el teniente César Gonzalo Ledesma, el sargento Walter Hugo Gómez y el cabo primero Carlos Alberto Parra. Posteriormente falleció el cabo primero Ricardo Zárate, herido en el choque. El 7 de mayo de 1976, en un enfrentamiento contra guerrilleros pierde la vida el cabo primero Ricardo Martín Zárate. Pocos días después, muere de un disparo accidental el conscripto Carlos Alberto Fricker en Famaillá. El 17 de mayo de 1976, mueren en una emboscada, cuando iban en una ambulancia a prestar asistencia médica a la población de Caspinchango, el conscripto Juan Ángel Toledo Pimentel y el sargento Alberto Eduardo Lai, cuando guerrilleros hicieron detonar por control remoto una bomba en el camino, todos ellos también fueron humanos.
Armamento que tenía El ERP alrededor de 20 toneladas:
1. 900 FAL con 60.000 cartuchos
2. 100 M-16 con 100.000 cartuchos
3. 6 cañones antiaéreos de 20 milímetros
4. 15 cañones sin retroceso
5. escopetas Itaca con sus proyectiles
6. 150 sub-ametralladoras.
Lo curioso de esta nueva situación es que reverdece una lucha con más de 40 años de antigüedad y que en los hechos parece marcar un progresivo pero acelerado distanciamiento político del peronismo, cuyo gobierno constitucional enfrentó a las fuerzas irregulares que pretendían imponer distintas formas de marxismo para alcanzar el poder mediante el uso de la fuerza. La Compañía de Monte Ramón Rosa Giménez tuvo un proceso de formación que sería demasiado extenso abordarlo en este momento así como relatar los componentes no Argentinos que pelearon en el monte contra nuestros soldados. Por añadidura, quedaría flotando otro interrogante para conocer que sucederá con los conscriptos que pelearon en favor de la Argentina y mostraron un celo muy especial durante el desarrollo de los combates, el pedido de captura de la señora de Perón, quien en su momento no sólo abandonó legalmente el país, sino que recibió por parte de la presidencia de Raúl Alfonsín un resarcimiento de nueve millones de dólares, determinaría también medidas similares contra los ministros que firmaron el decreto correspondiente entre ellos Antonio Cafiero y Carlos Ruckauf pero lo más insólito es que este paso político debería extenderse a aquellos Conscriptos que se encuentran con daños Psicológicos, son motivos más que importantes para haber tenido siempre una obra social, con profesionales médicos y psicólogos para ayudarlos a incorporarse a la vida civil.
Así pasaron gobiernos constitucionales que nunca se acordaron de ellos, estaban agregados a los genocidas, los soldados también era los asesinos.
Todas estas aberraciones y violaciones a los derechos humanos elementales, generaron que toda una generación de jóvenes de 20 años quedaran, marcados para toda la vida, truncando sueños e ilusiones que todo joven tiene a esa edad, convirtiéndolos en sujetos de desconfianza y temores en los barrios y comunidades, como así también en universidades y en lugares de trabajo. Estos ex conscriptos no fueron a servir a la patria, por voluntad propia, hoy ya varios de ellos entrados en años, deben soportar otras angustias como las de ser un desocupados, o percibir un salario por debajo del mínimo, muchas veces trabajando en negro y sin aportes provisionales y por sus edades fuera del sistema laboral.
Por todo lo mencionado, estos ex conscriptos deberían tener una reparación económica histórica, por un destino que no eligieron, recibiendo una pensión y/o resarcimiento económico y obra social por los daños ocasionados sobre sus personas, en un momento en el que el país no regia una democracia elegida por el pueblo; solo las leyes impuestas por un Gobierno militar, por lo tanto estos jóvenes no tenían ninguna obligación de respetarlas, pero esa opción nunca la tuvieron, ya que sabemos cual hubiera sido su fin.
Hoy se benefició a aquellas personas que tomaron las armas y atacaron gravísimamente a la democracia Argentina, me estoy refiriendo a organizaciones armadas: ERP, FAR, MONTONEROS, TRIPLE AAA, todos aquellos grupos que actuaron con soberbia armada.
Vi, el daño irreparable que le hicieron a la democracia Argentina.
PETITORIO
Que vengo por el presente a: SOLICITARLE tenga a bien de Otorgarle PENSIONES REPARATORIAS MENSUALES, VITALICIAS Y OBRA SOCIAL, a los ciudadanos que fueron reclutados como soldados conscriptos a las Fuerzas Armadas, cualquiera haya sido la Fuerza, Unidad o Destacamento de destino.
Sin otro particular, y esperando una pronta y favorable respuesta, a la presente solicitud, saludo, con mi mayor respeto y consideración.
Que los objetivos expresados sean interpretados en su literalidad y oportunamente aprobado. …”
Asimismo existe una “Asociación de ex combatientes Operativo Independencia", con Personería jurídica 285/05, está integrada por aproximadamente 2300 ex soldados.
En su oportunidad le hicieron llegar una carta a la Ex –Presidente Cristina Fernández, donde le planteaban que fueron forzados por un decreto de Isabel Perón a participar del Operativo Independencia manifestando que de todos los participantes en aquella lucha, son los conscriptos los únicos que no recibieron resarcimiento.
“…los militares que participaron en esa oportunidad cobraban "sueldos y regas" para realizar su trabajo como profesionales, y tanto los argentinos que fueron a la lucha armada voluntariamente y por sus ideales; como las víctimas del terrorismo de estado de la dictadura militar ya fueron atendidos en sus reclamos, quedando pendiente hasta la fecha la de los "soldados", que participaron bajo bandera durante el servicio militar obligatorio, que fueron movilizados a una contienda bélica por orden de un gobierno constitucional…”
“El estado debe responsabilizarse de cada uno de los ex conscriptos que enviaron a aquella contienda; como lo hicieron con los que participaron en Malvinas, que también sufrieron las mismas penurias, hambre y abandono en manos de los militares trasnochados del gobierno de facto, por ello, consideramos que tenemos derecho a recibir una pensión y una obra social digna, ya que nosotros también fuimos víctimas de aquel desencuentro entre hermanos…”
Entre 1969, 1970, 1971 y 1972 el ERP reivindico 262 operativos, según un recuento que hizo el sociólogo Juan Carlos Marin en su libro “Los Hechos Armados” Ediciones Cicso, 1984. El Ejército Revolucionario del Pueblo, fundado en 1970 por el V Congreso del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), protagonizo, en ese lapso, más de 1200 acciones criminales. Entre mayo de 1973 y diciembre de 1974, según otros investigadores, las operaciones terroristas ascienden a casi 4000, entre asaltos, atentados, bombas, asesinatos, secuestros extorsivos, fusilamientos, etc.
En 1973, un mes antes de las elecciones generales del 11 de marzo de ese año, la modalidad del ataque frontal emerge de la mano del ERP con el copamiento del Batallón de Comunicaciones 141 de Córdoba.
Podría continuar explayándome en otros tantos casos más, pero sería hasta redundante.
Señor Presidente los reclamos de los ex soldados continúan vigentes, no obstante esto es menester destacar que las leyes de reparación a presos políticos y familiares de desaparecidos otorgan un resarcimiento mensual, una pensión, a quienes padecieron los efectos de la última dictadura cívico militar en Argentina y que sufrieron detenciones por razones políticas, gremiales o estudiantiles antes de la restauración democrática del 10 de diciembre de 1983.
Señor Presidente el presente proyecto de Ley es hoy una necesidad de reparación para todos aquellos jóvenes que sin poder elegir tuvieron que participar de una guerra, por la cual fueron marginados sin poder tener a través de los años, no solo el reconocimiento económico, sino un merecido reconocimiento moral, es por ello que le solicito a mis pares el acompañamiento del presente proyecto de Ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
OLMEDO, ALFREDO HORACIO SALTA SALTA SOMOS TODOS
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
PREVISION Y SEGURIDAD SOCIAL (Primera Competencia)
DEFENSA NACIONAL
SEGURIDAD INTERIOR
PRESUPUESTO Y HACIENDA

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-7100

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.