Periodo:135 Reunion:19 Fecha:8/11/2017 HOMENAJES

SR. PRESIDENTE , (): Para rendir homenaje a la memoria del gobernador de la provincia del Chubut, don Mario Das Neves, tiene la palabra la señora diputada por el Chubut.
...
SRA. , (): Señor presidente: quiero rendir homenaje a quien el martes 31 de octubre del presente año cerrara sus ojos para siempre, a las 18 y 10: el amigo y compañero Mario Das Neves, con quien ingresé orgullosa a este ámbito, un hombre que, como reza el título del libro biográfico sobre Mariano Moreno La vida por la Patria, dio la suya por su tierra chica, su pueblo, Chubut. Fue un luchador de cuna. Desde joven, se comprometió con la causa del pueblo, de los más necesitados, de los humildes, que lo lloran de corazón porque desde distintas funciones municipales, provinciales y como diputado nacional durante dos períodos y medio- dejó su impronta de defensor inclaudicable de los derechos del pueblo del Chubut, mi provincia, la patria chica que lo vio llegar desde niño. En sus escritos, expresó: “El pueblo me alegra y me duele. Me alegra cuando lo veo feliz y cuando yo puedo añadir un poco de mi vida a su felicidad; me duele cuando los hombres del pueblo o quienes tienen obligación de servirlo, en vez de buscar la felicidad, lo traicionan.” Por ello, se abocó a conocer sus necesidades y a brindar calidad de vida a todos los hombres de los pueblos chicos o grandes del Chubut, sin distinciones. La igualdad era el parámetro. Se constituyó así en el conductor, el líder de la provincia, su caudillo; de un pueblo que hoy se siente huérfano y que antes, por tres períodos, lo eligió para que lo gobernara. No lo amedrantaron las dificultades; trató de sortearlas sin importar a quién debiera enfrentar, con equivocaciones y aciertos, pero jamás dejó de decir y hacer lo que debía. Quedan muchos testimonios de su obra. Hoy, su partida nos duele. Perdió la lucha por su vida, pero su ejemplo, su entrega hasta sus últimos momentos perdurarán para siempre en el corazón de su pueblo. Los versos de una canción de la Iglesia, dicen: "¡Qué triste debe ser llegar a viejo con el alma y las manos sin gastar, qué triste integridad la del pellejo del que nunca se jugó por los demás!". Él tenía el pellejo gastado, roto, porque siempre sirvió y luchó por los demás. Honró la vida y la política. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por el Chubut.
...
SR. , (): Señor presidente: es poco lo que tengo para agregar a las sentidas palabras de mi amiga y colega Nelly Lagoria. El 1° de noviembre una multitud se volcó a las calles de Trelew para dar la última despedida a su gobernador. Seguramente muchos de los que estaban allí no lo habían votado, pero todos sentían que estaban despidiendo a un luchador, a una persona que literalmente dio la vida por su trabajo y su pueblo. En tres ocasiones estuvo sentado en estas bancas y honró ese puesto. En algún momento, cuando le pidieron que asumiera otro cargo, no solicitó licencia sino que renunció, porque esa era su forma de vivir. No andaba con medias tintas; ponía todo de sí para lo que pidiesen la política, las circunstancias o las necesidades del país o la provincia. Entregaba todo, como entregó su vida hasta último momento. Cualquiera hubiese cedido ante una enfermedad tan grave que lo postraba, pero él, no; siguió trabajando hasta lograr ganar su última batalla, el 22 de octubre pasado. Fui testigo de cómo, muy disminuido en su salud, ese día, a las 10 y media de la noche, salió a hablar cara a cara con los militantes que se acercaron a su residencia para vivarlo, para compartir ese triunfo, y ahí estuvo en el mejor momento de su vida: triunfador, como siempre lo fue. Tuve la dicha de acompañarlo desde 2013 en toda la campaña. Recuerdo que habíamos ganado la elección de ese año. Asumió como diputado el 10 de diciembre en esta Cámara, y ya el 8 de febrero de 2014 nos dijo: “Empecemos a trabajar”. Y así lo hizo durante más de un año y medio, hasta que por supuesto logró que los electores de la provincia lo eligieran nuevamente como su gobernador. Este 1° de noviembre no solo nos quedamos sin un amigo y un luchador sino que también despedimos a una persona totalmente generosa doy absoluta fe de ello, a quien agradezco mucho la oportunidad que me dio. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por el Chubut.
...
SR. , (): Señor presidente: el 31 de octubre constituyó un golpe muy fuerte para todos los chubutenses la pérdida del gobernador Mario Das Neves. Sin dudas, hay mucho que reconocerle pero, por sobre todo, una premisa que siempre sostuvo como militante y en cada responsabilidad institucional: defender Chubut y a los chubutenses. Por supuesto, desde el oficialismo, en la provincia, pero también desde todo el arco opositor, eso es algo que siempre se le reconoció. Para mi provincia, particularmente este es un año muy difícil. No podemos olvidar lo que pasó con la devastación de Comodoro Rivadavia y otras ciudades como Trelew, Puerto Madryn y Rawson, que estuvieron sin agua potable durante muchísimo tiempo. Tampoco podemos olvidar lo ocurrido con Santiago Maldonado, y ahora, padecemos el fallecimiento del gobernador Mario Das Neves. Desde la oposición tengo que reconocer que solo él podía manejar la crisis que vivió la provincia a lo largo de este año. No tuve la posibilidad de formar parte de su oficialismo, pero lo reconozco como un compañero; y si bien desde la oposición hemos tenido discusiones muy importantes, hacia adentro había muchísimo respeto personal e institucional, lo que quiero valorar. Creo que será muy difícil para Chubut y los chubutenses superar el fallecimiento de un líder. Sin lugar a duda, hay un antes y un después en la provincia, en términos de liderazgo político, a partir de la primera gobernación de Mario Das Neves. Fue un hombre que supo cambiar el rumbo de la provincia, y hoy no nos queda más que reconocerlo; pero el reconocimiento no solo tiene que ser verbal, sino que debe traducirse en el compromiso, más allá de las diferencias que pudiéramos haber mantenido, de buscar lo mejor que tuvo y aprender de un hombre de la política, de su provincia y de su gente, como fue Mario Das Neves. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por el Chubut.
...
SRA. , (): Señor presidente: efectuaré una reseña de la carrera política de un líder que dejó mucho dentro del compromiso que tuvo con la provincia del Chubut. En 1995 fue elegido diputado nacional; en 1997, distinguido como mejor diputado de ese año; en 2001, uno de los pocos que renunció a su cargo para asumir como director general de Aduanas. En 2003 fue elegido gobernador de la provincia del Chubut, con el 45,6 por ciento de los votos; en 2006 obtuvo el premio como mejor gobernador de esa provincia, y en 2007 resultó reelegido en el cargo, con el 74,3 por ciento de los votos. En 2013 fue electo diputado nacional, con el 52,63 por ciento de los votos; en 2014 creó el partido Chubut Somos Todos. En 2015 se sometió a un largo tratamiento oncológico y ganó nuevamente las elecciones; el 25 de octubre de ese año se convirtió en el primer gobernador del Chubut en asumir un tercer mandato. Al respecto, quiero señalar que Mario Das Neves asumió el cargo y concluyó su tarea. Además, lideró un cuarto mandato de su partido en la provincia, a través de otra persona. Mario Das Neves fue un gran compañero que abrió las puertas a todos los peronistas y ciudadanos de la provincia del Chubut. Por eso, quiero decirle: “Gracias, Mario. Esta es tu casa, donde te recibieron con los brazos abiertos. Acá están tus compañeros”. Por último, dejaré una frase que lo categorizó en la provincia: “No hay pueblos chicos ni pueblos grandes; solo hay chubutenses”. Eso quería Mario Das Neves. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por el Chubut.
...
SR. , (): Señor presidente: con el fallecimiento de Mario Das Neves se fue el político más influyente en la historia de la provincia del Chubut. Fue un amigo, un excelente padre de familia y un político que marcó el rumbo de esa provincia y trascendió las fronteras de su partido para convertirse en un líder indiscutido de toda la sociedad del Chubut. Para Mario Das Neves no había pueblos grandes ni pueblos chicos, sino que solo se requería solucionar los problemas de todos los pueblos de su provincia. Fue el único político que en numerosas oportunidades recorrió íntegramente la totalidad del Chubut acercando soluciones a la gente. Murió un líder, el último que existió en la provincia del Chubut. Resumiré la figura de Mario Das Neves mediante una anécdota que, en mi opinión, lo dice todo. Durante su larga enfermedad, hace no mucho tiempo estuvo seis días en estado de coma. Cuando se despertó llamó a sus más íntimos colaboradores y lo primero que les preguntó fue si se había abonado los sueldos a los empleados públicos de la provincia. Esta anécdota describe absolutamente el sentimiento que Mario Das Neves tenía por su pueblo. Por supuesto que nosotros levantaremos y sostendremos las banderas de lucha de nuestro gobernador. Una de ellas fue la de reclamar al Poder Ejecutivo nacional lo que se merece la provincia del Chubut, o bien que se le devuelva algo de lo que ella aportó a la Nación. Otra bandera de lucha fue su negativa respecto de la “megaminería” en el Chubut. Mario Das Neves decía que debíamos dejar una provincia sana a nuestros hijos y nietos. Otro legado que dejó y que nos compromete a todos fue el de trabajar por la unificación del peronismo en la provincia del Chubut. Por lo expuesto, rindo este sentido homenaje a la figura de Mario Das Neves y hago llegar mi saludo a su familia. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.
...
SRA. , (): Señor presidente: el 31 de octubre pasado falleció la máxima autoridad política e institucional de la provincia del Chubut. Además, como recordó el señor senador Pais, falleció una autoridad nacional o, al decir de nuestra Constitución, una autoridad federal. Mario Das Neves fue una figura trascendente a nivel nacional y muchísimo más, de su provincia. Ello queda plasmado en las expresiones que han vertido aquí los representantes del pueblo del Chubut, incluyendo a aquellos que –como se ha señalado no participaban de su armado político. Mario Das Neves tuvo una profusa carrera política. Fue funcionario municipal, secretario de Bienestar Social, funcionario del Poder Ejecutivo de la provincia del Chubut, secretario general de la gobernación y director general de Aduanas. Ya se mencionó la renuncia a su banca, en 2001, que también hicimos otros legisladores cuando en aquella época se nos convocó, en una segunda tanda, para enderezar el serio problema institucional que tenía la República. Desde el Congreso Nacional tuvimos la posibilidad, la fortaleza y la capacidad de sacar a flote al país. Como dije, Mario Das Neves fue director general de Aduanas. Todavía recuerdo que en esa situación de enorme vulnerabilidad de nuestro país, el “Portugués” se animó a desnudar a quienes desde afuera nos mandaban recursos para resolver los problemas de la gente humilde de la República Argentina. Un día, los canales de televisión mostraron en la Aduana que los contenedores que supuestamente tenían donaciones en realidad poseían residuos que venían a este país del subdesarrollo –entre comillas en problemas. Pero al “Portugués” nada le importó. Convocó a una conferencia de prensa y mostró lo que nos estaba pasando, porque era bueno que viéramos lo que ocurría. Además, como se ha señalado en la presente sesión, fue elegido diputado nacional en tres oportunidades. En esa circunstancia yo, que tengo tantos años aquí, tuve el enorme placer de conocer a Mario Das Neves. Mario fue un hombre de la democracia, un hombre de la política nacional aquejado por un cáncer desde el año 2000. Recuerdo que estábamos sentados por ahí, cerca de las bancas que ocupan los diputados Alfonsín y Negri, cuando luego de una consulta médica me contó que tenía cáncer. Fue un león para enfrentar su enfermedad; un león para pelear y seguir viviendo. Un canto a la vida. No fue nacido y criado –como a algunos les gusta decir “más allá del Colorado”, sino un patagónico cabal. Su actuación parlamentaria anclaba en la defensa de la Patagonia. Me enseñó humildemente a amar de manera profunda esa zona de nuestra Argentina que solemos mirar hasta con desdén. Los hombres que viven en esa región –que, en gran parte, son los mismos que no tienen oportunidades en otros lugares del país no solo deben vencer la inmensa soledad de las estepas y las montañas, sino que además deben luchar contra un clima absolutamente adverso. Eso genera personalidad. Así era Mario. Su actitud frente a la vida, su cuerpo, sus gestos y su manera de ser indicaban que estábamos en presencia de un patagónico. Fue un león que tuvo dos amores: su familia y su Patagonia. Discúlpenme los muchachos, pero generalmente los hombres, cuando escalan posiciones, dejan de lado a la familia. Mario no fue así, señor presidente, y hasta diría que era un poco como usted; cuando se lo llama, su “iconito” es su familia. Ese era el gran amor de Mario: su familia. Junto con la causa política, ello lo mantenía vivo. Fue un militante político y, en ese camino de la política –en el que, a veces, como decía el general Perón, los hombres tiran la honra a los perros, no faltó alguna denuncia. Créanme que no tenían asidero, porque Mario fue un hombre cabal. A ese hombre es a quien rindo homenaje: a mi amigo, a mi compañero Mario Das Neves. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.
...
SR. , (): Señor presidente: si bien no me había anotado para este homenaje, hago mías las expresiones de todos los diputados que me precedieron en el uso de la palabra porque reconocí en Mario Das Neves a un hombre íntegro y comprometido con la causa de su provincia y de la Nación toda. En realidad, quiero referirme a otro tema.
...
SR. PRESIDENTE , (): La Presidencia le concederá el uso de la palabra oportunamente, señor diputado. Tiene la palabra el señor diputado por Salta.
...
SR. , (): Señor presidente: desde el bloque Justicialista, adherimos a este homenaje al compañero Mario Das Neves. Como mucho se ha dicho y no hay demasiado para agregar a los sinceros y justificados reconocimientos, simplemente quiero destacar la doble faceta del compañero Mario Das Neves. En primer lugar, fue un militante del peronismo. Siendo muy joven Mario Das Neves, llegó a la política de la mano del peronismo. Fue dirigente de la Juventud Peronista y desde muy temprana edad desempeñó funciones ejecutivas en gabinetes provinciales. Claramente, fue un militante. Algunos tuvieron la oportunidad de compartir con él visitas a la provincia en el marco de distintas campañas. Como aquí se dijo, fue un hombre de la política nacional. Nuestro bloque quiere reconocer esto, sobre todo en momentos en que quizás es muy difícil que la sociedad distinga ejemplos o valores dentro de ella. Desgraciadamente, estamos en una época en la que no siempre sale a la luz la posibilidad de decir que en la política existieron y existen mujeres y hombres que han dado y dan todo de sí para cumplir con las expectativas del pueblo. Mario Das Neves lo hizo. Como aquí se señaló, hasta el último momento de su vida cumplió con la responsabilidad que el pueblo del Chubut le había dado: administrar el destino de la provincia. Incluso, priorizó esa responsabilidad a su propia salud. Estos son los ejemplos que desde la política se pueden dar como valores. Este es nuestro reconocimiento a Mario Das Neves, como compañeros de militancia, como personas que compartimos una misma idea y como peronistas. A él rendimos este homenaje con el mismo respeto que sentimos hacia todos los hombres de la democracia en los que el pueblo confió a través del voto. Mario Das Neves fue diputado nacional, gobernador y candidato a vicepresidente de la Nación; un hombre profundamente comprometido con el destino no solo de su provincia sino de todo el país. Por estas razones, desde el bloque Justicialista expresamos nuestros respetos a su familia, a sus compañeros de militancia y a todo el pueblo del Chubut. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por Río Negro.
...
SRA. , (): Señor presidente: desde el bloque Peronismo para la Victoria nos hacemos eco de las hermosas palabras vertidas por los señores diputados; sobre todo, la señora diputada Camaño. Queremos recordar a Mario Das Neves como un militante, un compañero peronista, un patagónico y un gran gobernador. Pero, además, como rionegrina, me toca recordar el modo en que su provincia pudo desarrollarse aun en momentos difíciles. Incluso en las diferencias, con matices, hay personalidades que pasan a la historia. Ese es el caso del compañero Mario Das Neves. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.
...
SR. , (): Señor presidente: no está de más abundar en las características personales de Mario Das Neves porque todo lo que podemos decir es poco. Lo conocí esporádicamente por cuestiones vinculadas con la función pública y después, más íntimamente, en la actividad legislativa. Fue un hombre muy preocupado y concentrado en los problemas de su provincia; pero lo que más llamó mi atención fue su actitud como persona frente a los temas humanitarios, es decir, ante los problemas de los demás. Quiero destacar su actitud solidaria, de comprensión y afecto respecto de la mayoría de las personas con las que se relacionó, pese a tener el rostro de un hombre duro del Sur. Como bien dijo la señora diputada Camaño, asumió su pertenencia a esa zona como algo natural. Esa misma actitud se reflejó especialmente a partir de que tomó conocimiento de la enfermedad que padecía. Desde ese momento fue el mismo hombre, la misma persona, con la misma actitud y el mismo temple, sin ningún tipo de resentimiento, con la misma vocación afectuosa por la vida, por los valores de su vida y de la política y por la importancia que daba a la función pública. Recuerdo que cada vez que lo despedía le daba un abrazo diciéndole que se cuidara, porque sabía que cuando iba a su provincia hacía un gran esfuerzo recorriéndola y durmiendo en distintos lugares, y él me respondía con un “sí”, a secas, porque sabía que estaba exponiendo su salud. Pero la fortaleza, la fuerza, el nivel de actividad que tuvo permanentemente hasta el último momento fueron admirables y hablan de los valores profundos de Mario Das Neves, que superan sus valores como hombre público, como hombre político, como funcionario y dirigente, pues tienen que ver con su persona y su esencia. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.
...
SR. , (): Señor presidente: en nombre de nuestro bloque ha hablado el compañero Santiago Igon, pero no podía dejar de dar mi testimonio personal sobre un gran compañero, un gran militante y un gran político como Mario Das Neves. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Córdoba.
...
SR. , (): Señor presidente: en nombre del interbloque Cambiemos, adhiero a todos los conceptos vertidos por los colegas preopinantes y a la extensa descripción de la vida y el compromiso político de Mario Das Neves, expresado por quienes compartieron su militancia. No quiero reiterar, porque ya se recordó bien, que desde su juventud fue militante e intendente, y que llevaba casi tres períodos como gobernador de su provincia, donde fue reelecto. Lo conocí en esta Cámara. Era un tipo franco, duro; una persona que no bajaba los ojos, que aparecía rudo, pero que era un hombre de diálogo. Vivió la aventura de su partido político como todos vivimos la de los nuestros, con toda la pasión y sin guardarse nada, sin pensar en los juicios de valor del momento. Lo más difícil de la vida es capear una enfermedad con la lucha cotidiana, no lamentarse ni dar lástima, sino desafiarla tratando de vivir de una manera distinta y sin salir del ámbito de la pasión. La lucha contra la muerte, sobre todo cuando es prolongada, como cuando se está frente a una enfermedad, se sostiene solamente con las ideas, los afectos y el amor. Eso es lo que hace posible que se extienda la vida, sin saber cuál es el límite final. Mario Das Neves, como otros diputados, recibió premios dentro del Parlamento y una condecoración del gobierno de Chile. Además, participó de la Fundación Clinton. Era inquieto y rebelde, como todo patagónico, en la defensa de los intereses provinciales. Era un duro, y no pasó por la vida haciendo política en forma inadvertida. La diferencia entre la vida y la muerte de una persona no es que todos debemos pensar igual que quien murió, sino reconocer en aquel que vivió que no fue intrascendente, que por sus ideales y convicciones fue capaz de dejar una marca, un sendero y una idea. De esta manera, expresamos nuestro acompañamiento en este homenaje a la memoria de Mario Das Neves. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Para rendir homenaje a las víctimas del atentado perpetrado el 31 de octubre en la ciudad de Nueva York, tiene la palabra la señora diputada por Santa Fe.
...
SRA. , (): Señor presidente: hoy nos toca despedir, aunque solo sea simbólicamente, a cinco seres humanos excepcionales a los que un odio ciego les arrebató la vida. En mayor o menor medida, todos conocemos el flagelo del terrorismo, sus mecanismos macabros y retorcidos que se utilizan para obtener la atención internacional. Hoy comprendemos que el terrorismo, en su beneficio, utiliza elementos básicos de nuestro sistema democrático. Uno de ellos está conformado por los medios masivos de comunicación, que son utilizados como herramienta de propaganda y captación. Esta nueva modalidad del atacante solitario se muestra particularmente perniciosa por la dificultad que implica su contención. No puedo menos que repudiar a aquellos que ven en el terror y el sufrimiento de inocentes una forma de propaganda y difusión de sus ideas. Digo “ideas” porque el odio de ninguna manera puede plantearse como un ideal; pero hoy no quiero hablarles de odio o de terror. Quiero contarles que el amor y el sentimiento de fraternidad fue lo que motivó que un grupo de amigos rosarinos decidiera reencontrarse en la ciudad de Nueva York para festejar el 30° aniversario de su graduación. Y es ese mismo sentimiento de amor y fraternidad, rasgo característico de nuestra cultura argentina, la herramienta y la manera de seguir batallando y luchando por una convivencia en paz. El terrorismo no distingue límites de países ni de nacionalidades, y nosotros les demostraremos que desde el amor y el hacer hay otra forma de encarar la vida. Como seres humanos estamos profundamente dolidos por estas pérdidas, pero como sociedad debemos estar orgullosos, porque Hernán Ferruchi, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij, Diego Enrique Angelini y Hernán Diego Mendoza, a lo largo de sus vidas demostraron que como argentinos y como rosarinos somos la antítesis del odio; celebramos y hacemos culto de la familia y la amistad, y como crisol de razas que somos, demostramos al mundo día a día que la convivencia entre quienes somos distintos no solo es posible sino que en nuestra tierra es una realidad. Hoy, despido a cada uno de ellos no solo como integrante de este cuerpo sino también como rosarina y vecina. Hago llegar un abrazo fraterno a sus familias, a sus hijos y a sus amigos Juan Trevisán, Ariel Benvenutto, Iván Brajkovic, Guillermo Bianchini y Martín Marro. Para ellos, nuestro reconocimiento y aplauso, y desde acá les decimos que no nos es indiferente el terrorismo, que haremos propias sus palabras en cuanto al amor, que es una manera de vencer el odio siguiendo dando vida, batallando y unidos. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por Santa Fe.
...
SRA. , (): Señor presidente: me sumo al homenaje que la señora diputada Ana Martínez rinde a nuestros vecinos de la ciudad de Rosario, que fueron víctimas de este atentado terrorista en la ciudad de Nueva York. Llamo a la reflexión a todos los habitantes del mundo frente al flagelo inconmensurable que significa la problemática del terrorismo y la responsabilidad del conjunto de potencias y Estados involucrados en este tipo de situaciones, acerca de la necesidad de empezar a resolver y asumir las responsabilidades que tiene cada país sobre todo, los más poderosos en términos de su influencia internacional en la sucesión de este tipo de hechos que terminan llevándose la vida de víctimas inocentes de naciones que aparentemente estamos exentas de este flagelo, pero de alguna manera terminamos involucradas. Solicito que, a modo de despedida, la Cámara guarde un minuto de silencio en reconocimiento a Hernán Diego Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Hernán Ferruchi y Ariel Erlij, y sus familiares. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Señora diputada: cuando finalicen de hacer uso de la palabra los oradores inscriptos para este homenaje, se guardará un minuto de silencio. Tiene la palabra el señor diputado por Santa Fe.
...
SR. , (): Señor presidente: en esta Cámara que nos toca transitar en forma eventual como diría el poeta español, lo nuestro es pasar, como pasamos por la vida rendimos homenajes a personas reconocidas, políticos, funcionarios, filósofos, hombres destacados; pero hoy quiero poner de relieve frente a mis pares el sentimiento de unos vecinos de Rosario, ciudad donde nací, me crié y espero morir algún día. Esos vecinos, que por el azar y la locura del terrorismo internacional fueron asesinados en Nueva York, no eran como cualquier otro vecino que uno se puede encontrar por ahí. Eran personas que reflejaban lo que también nos identifica como argentinos, que es nuestro y autóctono. Me refiero al culto a la amistad, es decir, al sentimiento de encontrarnos en un lugar común con alguien a quien conocemos y con quien deseamos estar. Ese sentimiento no se limita a un pulgar hacia arriba en una red social. En la Argentina, muchos de nosotros no necesitamos tener seguidores o ser seguidos. Hablamos de valores trascendentales que nos interpelan por lo aleatorio pero que también reflejan que estamos matando por la indiferencia. Este es un mundo injusto y enfermo. Recordemos que por primera vez en la historia hay un argentino –el papa Francisco que conduce la institución más antigua de la humanidad, quien ya nos hablaba de esta sociedad que ha perdido valores trascendentes y de esta organización en la que los poderosos imponen sus reglas al resto del mundo. Este no es un justificativo, porque nadie puede matar por un hecho de justicia; no se puede explicar un acto terrorista por el hecho de ser oprimido por otro pueblo. El fin no justifica los medios. Si no somos capaces de ver el sufrimiento de millones de argentinos en nuestra patria; si no somos capaces de organizar espacios de debate desde la política para corregir las injusticias a nivel global, lo nuestro será solo pasar desde un lugar que honra a muchos, pero será solo eso: pasar. Por eso, ante la muerte –hoy honramos a Mario Das Neves a través de las palabras expresadas desde el corazón por Graciela Camaño y tantos otros legisladores-, quiero hablarles desde el corazón, porque son vecinos de los que la mayoría de nosotros no sabíamos nada, pero que hoy nos interpelan como dirigentes políticos que somos. Recordemos que los profetas del odio ya pegaron en la Argentina en 1992 y 1994 y que en la década del 70 proliferó el sentimiento de lo que podía llegar a ser un acto terrorista, que como contracara nefasta se topó con una organización por parte del Estado que perseguía por fuera de la ley. La violencia engendra violencia, pero la injusticia y la indiferencia generan muerte. Con estas palabras, adhiero también al pedido de guardar un minuto de silencio. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por Santa Fe.
...
SRA. , (): Señor presidente: en nombre del interbloque Progresista adhiero a este homenaje y al repudio al atentado terrorista que sufrieron compatriotas argentinos. En lo personal, nos sentimos tocados muy de cerca al compartir el duelo de toda una ciudad por la pérdida de estos compatriotas, quienes mientras rendían culto a la amistad y a sus vidas encontraron la muerte por el accionar del terrorismo internacional. En ese momento recibimos un cachetazo no solo por la pérdida de la vida de estos rosarinos sino también porque nos dimos cuenta de que el terrorismo internacional está a la vuelta de nuestra existencia y de nuestras casas. Ese es el mensaje que como dirigentes políticos no podemos dejar pasar por alto. Muchas veces hemos visto por televisión este tipo de actos como algo absolutamente ajeno a nuestras vidas, pero el terrorismo nos volvió a golpear como en su momento lo hizo en la embajada de Israel y en la AMIA, como bien recordó el diputado Grandinetti con la pérdida de estos cinco ciudadanos argentinos que encontraron la muerte producto de la locura irracional. Rendimos homenaje a ellos y a sus familias, y como rosarinos, seguiremos trabajando para que en lo personal y particular sus esposas y sus hijos puedan superar este momento mediante la asistencia que toda la ciudad les está brindando. Además, como dirigentes políticos del siglo XXI, nos comprometemos a no dejar pasar esto que se ha convertido en algo cotidiano. Me refiero al terrorismo internacional y al crimen organizado, porque tenemos la responsabilidad de incluirlo en nuestra agenda política. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Santa Fe.
...
SR. , (): Señor presidente: también quiero recordar a estos compatriotas rosarinos que comenzaron a construir un vínculo muy fuerte en una importante escuela de la ciudad. Primero, cimentaron su amistad y, luego, formaron sus familias que se sumaron a esa familia adoptiva que habían conformado y a esa comunidad que ellos mismos alimentaban con encuentros permanentes, como este viaje que habían organizado para festejar ese vínculo que nació en el Politécnico de Rosario. La mejor manera de homenajear a ellos, a sus familias y a los compatriotas heridos, es dar contenido a cada una de las palabras y tener un mensaje hacia adelante comprometiéndonos con el concepto de que el amor vence al odio. Así lo han expresado en una conferencia de prensa sus amigos, que sufrieron heridas y que producto de ellas todavía se encuentran en Nueva York. Entonces, el mejor homenaje es dar contenido a esa gran frase que tiene que llenar los corazones de cada uno de los argentinos y del resto de los habitantes del mundo: el amor vence al odio. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Córdoba.
...
SR. , (): Señor presidente: hace menos de tres horas los diputados Massot, Lavagna, Bossio, Laspina y quien les habla llegamos de un viaje organizado por el gobierno argentino –como tantas otras veces-, en este caso, a la ciudad de Nueva York. Sinceramente, no hubiésemos querido tener que incorporar a la agenda oficial el acto que se agregó producto de un hecho terrorista perpetrado por un lobo solitario. El lunes, mientras acompañábamos al presidente de la Nación y algunos gobernadores, nos conmovimos cuando Guillermo Bianchini –uno de los sobrevivientes-, recordaba en esa bicisenda con sus ojos llenos de lágrimas lo que había sucedido en un segundo. En mi memoria quedaron grabados dos cosas importantes. No se trataba solo de un homenaje y un repudio al terror, porque mientras todos expresábamos nuestros respetos con dolor teníamos al lado una ciudad que transcurría; hombres y mujeres que viajaban y seguían con sus vidas cotidianas. Otra vez el terror; otra vez la condena. Así ocurrió en Nueva York, en Londres, en Bruselas y en Barcelona. Ojalá este haya sido el último atentado, pero aunque nos haya tocado a nosotros en una forma tan cercana creo que es imposible afirmarlo. No hay ninguna ciudad segura en el mundo; ya no hay lugares seguros en el planeta. Hay que abordar el problema del terrorismo de otra manera, sabiendo de qué forma se presenta de cara a la sociedad. Conocíamos el terrorismo de manera de organizaciones fundamentalistas, como los yihadistas, pero se sumaron los lobos solitarios, la unidad de la cultura, la violencia, la pérdida de la vida, como ha ocurrido en cientos de capitales del mundo. No por casualidad se eligen lugares donde la repercusión social convierte la noticia no solo en miedo sino en la idea de que no hay poder en el mundo que pueda frenar tales ataques cuando la voluntad de uno es matar a otro. Es mucho más fácil hacer volar un colegio que una embajada. Los gobiernos deben preocuparse por la seguridad de las embajadas, pero los colegios son millones en todo el mundo. Quiere decir que estamos frente a un fenómeno global que también requiere una respuesta similar por parte de los Estados. Gracias a Dios –crucemos los dedos, nosotros vivimos en un continente donde todavía las manifestaciones del terrorismo no se han dado en la forma que nos asombran cotidianamente en el resto del mundo, aunque en Latinoamérica el primer lugar en cuanto a pérdidas de vidas lo ocupa la criminalidad, pero no estamos exentos de aquello. Así como los compatriotas a los que se hizo referencia –Mendoza, Angelini, Pagnucco, Elrij, Ferruchi, que descansen en paz nos tocaron de cerca en la médula de la Argentina, debemos saber que el tamaño del país no define los grados de seguridad. Existe la posibilidad de que en el mundo ya no haya organizaciones sino lobos solitarios que a través de una red se convierten en dueños de la vida del que está al lado. Así, el terrorismo y la muerte no son fantasmas que solo rondan en otros lugares del mundo. Estuvieron en la Argentina y pueden volver en cualquier momento. No solo debemos rendir homenaje a las víctimas de este atentado sino que, además, debemos entender que necesitamos una respuesta global mediante una política de Estado. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): La Presidencia invita al cuerpo a guardar un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del atentado producido en Nueva York y a quien fuera diputado nacional de esta Cámara, don Mario Das Neves.
...
SR. PRESIDENTE , (): Para rendir homenaje a la Revolución Rusa, tiene la palabra la señora diputada por Mendoza.
...
SRA. , (): Señor presidente: queremos rendir homenaje a la Revolución Rusa, en defensa de su actualidad y su vigencia, al cumplirse cien años de un hecho que se llevó a cabo en un contexto histórico similar al que hoy estamos atravesando, con un capitalismo en decadencia que somete a la humanidad a crisis, guerras y barbarie social. No solo nosotros decimos esto, sino que incluso uno de los seminarios del capital financiero internacional más importante, como es El Economista, reconoce este contexto histórico similar al de la Revolución Rusa. También quiero reivindicar el rol protagónico de las mujeres obreras de Rusia, aquellas trabajadoras textiles que abrieron paso a una clase obrera que se apoderó de un gobierno y llevó adelante transformaciones realmente enormes aun en la legislación. Esa legislación revolucionaria otorgó a las mujeres plena igualdad con respecto a los hombres; en los primeros cien días repartió la tierra, otorgó el divorcio, terminó con la discriminación institucional sobre la diversidad sexual, resolvió la paz sin elecciones y terminó con la opresión de las nacionalidades. Esto es algo que debemos reivindicar y traer a la actualidad. El capitalismo, con sus más de quinientos años, con todas sus transiciones democráticas, incluso con la restauración capitalista de los países de la ex Unión Soviética, no ha podido otorgar a las mujeres esta igualdad legal, jurídica y material, la diversidad sexual ni la protección a los niños, y menos aún hacerse cargo, desde los propios Estados, de la crianza de los hijos, garantizando un presente y un futuro a la niñez. Por eso, reivindicamos la Revolución Rusa. El Partido Obrero, integrante del Frente de Izquierda, llevará adelante en todo el país seminarios y charlas porque justamente en la historia se ocultan los aspectos progresivos de la Revolución de Octubre, protagonizada por la clase trabajadora. Del mismo modo se esconde su carácter universal, que no planteaba suplantar una clase trabajadora por otra, sino la abolición de toda forma de explotación, ni reafirmaba un interés nacional sino internacional. En la actualidad, vivimos un capitalismo también internacional que no puede garantizar las plenas libertades democráticas en sus países. Queremos hacer un llamado a la juventud y a los trabajadores, para que se sumen a la causa del socialismo. En este homenaje no quiero dejar de mencionar a los millones de personas víctimas de las guerras mundiales imperialistas y de aquella burocracia contrarrevolucionaria que se enquistó en el gobierno surgido de la Revolución de Octubre para dar marcha atrás con todas estas conquistas históricas de los trabajadores. Hoy más que nunca el vigoroso movimiento de mujeres que lucha contra la violencia y la discriminación tiene un espacio para sumarse a fin de avanzar no solo en la igualdad jurídica sino también en la igualdad material, garantizando el acceso a todos los derechos para las mayorías, que es la única forma de liberar a los sectores oprimidos y explotados. Luchamos para que la tierra sea el paraíso de la humanidad. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por Corrientes.
...
SRA. , (): Señor presidente: adhiero plenamente a las palabras de la diputada Sosa. Hace cien años se partía la historia y, por primera vez, el sueño del socialismo y la justicia social se escribía de una manera que ponía fin a los gobiernos terratenientes y buscaba terminar con la explotación del hombre por el hombre, construyendo paradigmas humanitarios basados en nuevas concepciones discutidas de una forma muy democrática por obreros, obreras y campesinos. No se trataba de una democracia como la nuestra, que a veces se ha vuelto anómica, sino que había democracia en las fábricas, en el campo, donde el pueblo planteaba cuáles eran sus necesidades. Como bien dijo la diputada preopinante, todo ello generó un movimiento que puso en crisis los cimientos del capitalismo y se abrió a la historia de una manera distinta para siempre. Esa reivindicación de los trabajadores y campesinos se abrazó a la búsqueda de la paz, porque la primera y segunda guerras mundiales que azotaban en aquel momento fueron protagonizadas por los capitalistas a fin de repartirse los despojos de la humanidad que quedaron luego de esas contiendas. Sobre esa base construyeron una sociedad que tenía el paradigma de la no explotación. Tuve oportunidad de estar en Moscú dos años antes de la caída del Muro de Berlín. Esa Revolución Rusa puso todo, no solo el ejército, para enfrentar la mayor tragedia de la humanidad, que fue el fascismo de Hitler. Puso también la capacidad de sus hombres y mujeres, que dieron no solo lo que tenían materialmente sino hasta su vida. Catorce millones de rusos, entre ciudadanos y miembros del Ejército Rojo, ofrecieron su vida para lograr la paz de la que hoy disfrutamos, y esperemos que nunca más vuelva a estar jaqueada. Como decía, sobre la base de esos criterios de igualdad y de humanismo, cuando se abre la posibilidad de discutir, bajo las mismas banderas revolucionarias de Lenin y de Marx, también se cuestionan las desviaciones del socialismo, que en lugar de seguir transitando el camino de la democracia proletaria y de campesinos empezó a adoptar algunos modelos de la imposición capitalista. Por eso, jamás aceptaron las razias que se hicieron en nombre de la razón de Estado. Así pudieron hacerlo porque esta nueva sociedad socialista se construyó sobre nuevos paradigmas, a diferencia de otras potencias que cuando generan anexiones, colonialismo, guerra y dolor en otros pueblos no tienen quiénes, desde adentro, posean capacidad de cuestionar. Y eso es lo que ha permitido revitalizar el socialismo. También en América Latina, al influjo de esas ideas, hemos tenido revoluciones triunfantes como la cubana, que han sido un modelo y un orgullo. Hace cien años se partió la historia y todavía estamos escribiéndola, con nuevas banderas y actualizaciones doctrinarias, siguiendo el camino que empezaron aquellos revolucionarios. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.
...
SR. , (): Señor presidente: el bloque de Izquierda Socialista rinde su homenaje a los cien años de la gloriosa Revolución Rusa, de 1917. Se trata de una revolución que conmocionó al mundo porque por primera vez, cuando se decía que era imposible, triunfaba una revolución obrera y socialista, que empezaba a combatir los grandes males del capitalismo. Así ocurrió también con los primeros años de la revolución cubana. En febrero de 1917, los trabajadores, los campesinos y las mujeres tiraron abajo al zar. Subió entonces un gobierno provisional capitalista y dijeron que ya estaba solucionado el problema; pero la clarividencia de Lenin, de Trotsky y del Partido Bolchevique sostuvo que para solucionar los graves problemas, para lograr paz, pan y tierra, que eran los objetivos levantados por la Revolución Rusa, tenían que gobernar los trabajadores, hacerse de todo el poder en los sóviet de los obreros y obreras, de los soldados y campesinos, y lo lograron. Es muy importante repasar las medidas que tomó el Partido Bolchevique en el gobierno -muchas de las cuales tenemos en el programa del Frente de Izquierda- para saber cómo se combaten los males del capitalismo. En 1917, Rusia dejó de pagar la deuda externa, expropió a los grandes empresarios, implementó el control obrero de la producción, nacionalizó la banca y concretó la reforma agraria. Asimismo, eliminó los privilegios de la iglesia retrógrada; todo funcionario pasó a ganar como un trabajador y se les dio igualdad a los pueblos oprimidos por el antiguo Imperio Ruso, lo opuesto a lo que hoy hacen Rajoy y el rey en relación con Cataluña. En 1920 se logró el derecho al aborto, cuando en la Argentina todavía no lo hemos conseguido, y se dieron plenas libertades democráticas en el arte y la cultura, como jamás se vio. Una democracia obrera nunca vista, con un gobierno democrático de obreros y campesinos, no como ahora que hay gobiernos con parlamentos que votan leyes para salvar a los ricos, a los grandes empresarios. Queremos rescatar que esos revolucionarios querían extender la revolución, y por eso construyeron la Tercera Internacional; aspiraban a que la revolución se extendiera a Alemania y otros países para que juntos con la Rusia socialista se diera una pelea contra el capitalismo y el imperialismo. Esa revolución mundial no avanzó, y con la muerte de Lenin, en 1924, se perpetró el cáncer o la sífilis de la revolución, que fue el estalinismo, la dictadura del partido único, que traicionó el mandato bolchevique, ajeno a ese partido, que pactó con el imperialismo y generó la teoría del socialismo en un solo país, cuando los bolcheviques luchaban por lo opuesto. El estalinismo asesinó a Trotsky, en México, para eliminar la continuidad de esa pelea histórica. En 1989, millones de personas tiraron abajo el Muro de Berlín, contra esa dictadura, pero no pudieron impedir que se restaurara el capitalismo. Nació entonces una fervorosa campaña en el sentido de que el socialismo había fracasado. No fue así; combatimos esa campaña. El socialismo no fracasó; lo que fracasa es el capitalismo, que está llevando a la destrucción del planeta. En todo caso, lo que fracasó es el estalinismo, no el partido de Lenin y de Trotsky. De manera que, a cien años de la gloriosa Revolución Rusa contra el capitalismo y el imperialismo, decimos que el socialismo no solo es posible sino necesario. Por supuesto, aquellos que levantamos esta bandera nada tenemos que ver con el falso socialismo del siglo XXI de Venezuela, con variantes reformistas de izquierda como Syriza y tantas otras. El homenaje que hoy rendimos es también un compromiso y un recordatorio a los cincuenta años del asesinato del “Che” Guevara, quien dijo: “socialismo o caricatura de revolución”. Nosotros seguimos empeñados en la construcción de un partido de trabajadores revolucionarios de izquierda para luchar por el socialismo en la Argentina y en el mundo. Ese es el mejor homenaje que podemos rendir a los heroicos revolucionarios rusos que nos dieron un modelo a seguir. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): Tiene la palabra la señora diputada por Buenos Aires.
...
SRA. , (): Señor presidente: simplemente quiero adherir a las palabras de los compañeros del Frente de Izquierda y plantear que es importante rendir este homenaje a cien años de la Revolución Rusa. Si hay una lección que nos dejó esa gran gesta de la clase trabajadora, de los sectores oprimidos y de sus partidos revolucionarios es que, si la humanidad tiene un futuro, no es este presente miserable ni la perspectiva de una crisis civilizatoria y ecológica a gran escala como está planteada con el actual sistema capitalista. Tendremos que pasar por una serie de procesos revolucionarios victoriosos, porque justamente la revolución sentó el principio de que los trabajadores pueden hacerse del poder a pesar de todos los mecanismos de dominación con que cuenta el sistema capitalista. También dejó en claro que no cederán sus privilegios sin resistencia, y por eso –como planteaba una diputada preopinante- fue muy importante el rol de los ejércitos rojos, de los ejércitos dirigidos por León Trotsky, para enfrentar esa resistencia, como siempre ha ocurrido en la historia. Si el capital no es derrotado en sus centros de gravedad, puede recomponerse y volver a la contraofensiva. Por eso, inspirados en esta revolución, abrazamos esa gran idea de derrotar al capitalismo, como nos mostró la Revolución Rusa. La historia no se da a veces de igual modo; ni calco ni copia. Pero inspirados en quienes hace cien años se atrevieron, sin dejar de aprender de lo que fue el partido revolucionario más grande de la historia de la clase obrera, el Partido Bolchevique, difícilmente podamos llevar adelante esta tarea, la más apasionante y la que abrazamos desde mi partido, el PTS en el Frente de Izquierda, y que homenajeamos hoy. (Aplausos.)
...
SR. PRESIDENTE , (): En las palabras vertidas por los señores diputados, quedan rendidos los homenajes de la Honorable Cámara al gobernador de la provincia del Chubut, don Mario Das Neves; a los argentinos fallecidos a raíz del atentado perpetrado en Nueva York, y a la Revolución Rusa.
...
Ver debate completo...

Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina | Congreso de la Nación Argentina | Av. Rivadavia 1864 - Ciudad Autónoma de Bs. As. (C.P.C1033AAV) | + 54 11 6075-0000

Nota: La información contenida en este sitio es de dominio público y puede ser utilizada libremente. Se solicita citar la fuente.