Comisiones » Permanentes » Comisión Permanente de Agricultura y Ganadería »

AGRICULTURA Y GANADERIA

Comisión Permanente

Of. Administrativa: Piso P01 Oficina 104

Secretario Administrativo SR. DARRE JUAN AGUSTIN

Martes 17.30hs

Of. Administrativa: (054-11) 6075-2103 Internos 2103/04

cayganaderia@hcdn.gob.ar

PROYECTO DE LEY

Expediente: 1152-D-2015

Sumario: CASA DE JORGE LUIS BORGES EN ADROGUE, PROVINCIA DE BUENOS AIRES. SE LA DECLARA LUGAR HISTORICO NACIONAL.

Fecha: 25/03/2015

Publicado en: Trámite Parlamentario N° 16

Proyecto
Artículo 1° Se declara Lugar Histórico Nacional a la casa donde viviera el escritor Jorge Luis Borges, sita en la calle Diagonal Brown N° 301, de la ciudad de Adrogué, Partido de Almirante Brown, Provincia de Buenos Aires.
Artículo 2° Comuníquese a las autoridades nacionales, de la Provincia de Buenos Aires, de la Municipalidad de Almirante Brown.-
Artículo 3° De forma.

FUNDAMENTOS

Proyecto
Señor presidente:


El presente proyecto de ley tiene como objeto declarar lugar histórico nacional a la casa donde viviera el escritor Jorge Luis Borges en la ciudad de Adrogué, Provincia de Buenos Aires.
"La eterna memoria de vivir en una casa"
En esta casa el querido escritor disfrutó momentos de gran felicidad; a lo largo de su vida siempre tuvo presente aquellos recuerdos.
En muchas ocasiones Jorge Luis Borges se refirió a sus días en Adrogué; en sus propias palabras, así lo recordaba:
"En cualquier parte del mundo en que me encuentre cuando siento el olor de los eucaliptos, estoy en Adrogué. Adrogué era eso: un largo laberinto tranquilo de calles arboladas, de verjas y de quintas; un laberinto de vastas noches quietas que mis padres gustaban recorrer. Quintas en las que uno adivinaba la vida detrás de las quintas. De algún modo yo siempre estuve aquí, siempre estoy aquí. Los lugares se llevan, los lugares están en uno. Sigo entre los eucaliptos y en el laberinto, el lugar en que uno puede perderse. Supongo que uno también puede perderse en el Paraíso. Estatuas de tan mal gusto y tan cursis que ya resultaban lindas, una falsa ruina, una cancha de tenis. Y luego, en ese mismo hotel "Las Delicias", un gran salón de espejos. Sin duda me miré en aquellos espejos infinitos. Muchos argumentos, muchas escenas, muchos poemas que he imaginado, nacieron en Adrogué o se sitúan en ella. Siempre que hablo de jardines, siempre que hablo de árboles, estoy en Adrogué; he pensado en esta ciudad, no es necesario que la nombre". (1981)
"Durante los años de mi infancia pasábamos los veranos en Adrogué, a unos quince o veinte quilómetros al sur de Buenos Aires. Allí teníamos residencia propia: una vasta construcción de una planta, con terrenos, dos cabañas, un molino de viento y un peludo ovejero marrón. Adrogué era entonces un remoto y apacible laberinto de casas de veraneo rodeadas por verjas de hierro, con parques y calles que irradiaban de las muchas plazas. Impregnado por el ubicuo aroma de los eucaliptos". (1983)
ADROGUÉ
NADIE EN LA noche indescifrable tema Que yo me pierda entre las negras flores Del parque, donde tejen su sistema Propicio a los nostálgicos amores O al ocio de las tardes, la secreta Ave que siempre un mismo canto afina, El agua circular y la glorieta, La vaga estatua y la dudosa ruina. Hueca en la hueca sombra, la cochera Marca (lo sé) los trémulos confines De este mundo de polvo y de jazmines, Grato a Verlaine y grato a Julio Herrera. Su olor medicinal dan a la sombra Los eucaliptos: ese olor antiguo Que, más allá del tiempo y del ambiguo Lenguaje, el tiempo de las quintas nombra. Mi paso busca y halla el esperado Umbral. Su oscuro borde la azotea Define y en el patio ajedrezado La canilla periódica gotea. Duermen del otro lado de las puertas Aquellos que por obra de los sueños Son en la sombra visionaria dueños Del vasto ayer y de las cosas muertas. Cada objeto conozco de este viejo Edificio: las láminas de mica Sobre esa piedra gris que se duplica Continuamente en el borroso espejo
Y la cabeza de león que muerde Una argolla y los vidrios de colores Que revelan al niño los primores De un mundo rojo y de otro mundo verde. Más allá del azar y de la muerte Duran, y cada cual tiene su historia, Pero todo esto ocurre en esa suerte De cuarta dimensión, que es la memoria. En ella y sólo en ella están ahora Los patios y jardines. El pasado Los guarda en ese círculo vedado Que a un tiempo abarca el véspero y la aurora. ¿Cómo pude perder aquel preciso Orden de humildes y queridas cosas, Inaccesibles hoy como las rosas Que dio al primer Adán el Paraíso? El antiguo estupor de la elegía Me abruma cuando pienso en esa casa Y no comprendo cómo el tiempo pasa, Yo, que soy tiempo y sangre y agonía.
"Caramba, son lindos estos versos, aunque sean mios"
Se autodefine y nos envuelve. Casi sin opción empezamos a ser los personajes de una historia que nos captura, su nombre: Jorge Luis Borges.
Borges es el mejor crítico de su obra y de su persona. Todo parece dicho sobre Borges y Borges lo ha dicho todo. Él mismo es la Literatura y la Literatura se encuentra a sí misma en él.
Escribir constituye un destino, una forma de vivir y de pensar el mundo, con sus formas innumerables. El mundo es ¨El Aleph¨, su cosmovisión fundada en el conocimiento que es memoria, y en la imaginación que es poesía.
" ...vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una quinta de Adrogué..." ¨El Aleph¨
Argentino, Sudamericano (como le gustaba decir), universal (como afirmaban). Basta mirar su obra: Bs. As. amada, retenida, reconstruida en su memoria una y otra vez con el orgullo de las vidas de sus antepasados. Un hombre de las orillas del Plata y a la vez una estrella asomando en el cielo del mundo, hurgando en cosmogonías, mitologías de todas partes, calígrafos chinos, enciclopedias británicas...
Sedujo con su expresión precisa, prefería la sentencia escueta, casi lapidaria, en el sentido de trabajarla, moldearla como un material duro y maleable a la vez. Introduce lo inesperado. Conmueve con su negación de la negación, y así, sus textos continúan siempre abiertos porque esos caminos, esas dudas, esas búsquedas no terminarán nunca. El desenlace es lo que estimula a seguir andando. (Aclaración: como Kafka, diferencia con los existencialistas. Al fin, también la filosofía es una arbitrariedad del lenguaje...) Sigamos
Presintiendo el final, dijo: "...suelo sentir que soy tierra, tierra cansada. Sigo, sin embargo, escribiendo. ¿Qué otra suerte me queda, qué otra hermosa suerte me queda? ¨
Borges, Borges... Borges y la escritura, Borges y los símbolos, Borges y el tiempo circular, Borges y la política, Borges y el laberinto, Borges y los espejos, Borges y los tigres, Borges y el otro Borges, Borges enigma y clave... Pero ante todo, sería reparador, pensar en el Borges que añoró un patio, alguna sombra, el cobijo del barrio de su infancia, y no pensar en Borges como en un lujo extravagante.
Escribe y escribir es un juego trascendente. Es el arte de escribir y de reflejar el misterio que el universo fluctuante y la condición humana siguen teniendo para los hombres de todos los pueblos. Misterio que intentó, también, descifrar, desde un sueño en Adrogué, desde su ¨laberinto de calles arboladas¨
Pasamos a través de bosques, de flores, de atardeceres y símbolos que nos observan y nos toca descifrarlos.
Borges, que admitía ser el otro, sintió el pánico del primitivo, percibió confusamente, no sólo la realidad de ser, sino lo que hace ser la realidad. La aventura fundamental del hombre sobre la tierra ha sido vencer ese pánico. Proyectar lo infinito en lo finito, oponer el ansia de inmortalidad a la inevitable y contundente presencia de la muerte.
Borges vence el pánico y el lenguaje viste las cosas.
Reitera las refutaciones sobre el tiempo irreversible y lineal en sus narraciones admirables. Contador y tejedor de historias, fabulador empedernido, sueña y descubre, se sosiega y se desnuda. Despliega lo sobrenatural pero como otra faceta más del vivir humano. (maestro de Cortázar).
Borges es la gran metáfora de la Literatura, capaz de actuar como intermediaria entre el más acá y el más allá.
La vida es un Laberinto, vivimos, intuye, apresados en un laberinto de infinitas complicaciones, en la famosa alegoría, como en la vida nos enfrentamos con encrucijadas, incontables extravíos, bifurcaciones.
Volvió a caminar por las calles de Adrogué de la mano de su "Ariadna", su madre, que incansablemente le iba llenando cada rincón con palabras.
Porque el tiempo es circular, el tiempo está tejido por nosotros mismos, es un acto continuo de creación. Volvemos al mismo lugar una y otra vez, o mejor dicho, siempre estuvimos ahí: ¨somos el minucioso presente¨
Buscó lo absoluto, (como lo buscan los hombres), anheló la eternidad en un instante y la Literatura fue lo más cercano, lo más parecido a ese absoluto soñado. No le alcanzó, porque el tiempo de la Literatura es sucesivo y lineal; la visión simultánea, tal vez sea, la multiplicación infinita de los espejos. Pero la Literatura lo salvó. Fue su credo. ¨ La biblioteca perdurará: iluminada, infinita, perfectamente inmóvil, cargada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta.¨
¨He conmemorado con versos esta ciudad que me ciñe y estos arrabales que se desangran¨
¨He nombrado los sitios donde se desparrama la ternura y estoy solo y conmigo¨
Adrogue también es innumerable. Es cariño de árboles, dulzura larga de horas de ¨siesta¨, patios eternos de parras olorosas, querencia de ponientes o crepúsculos (palabra favorita). Ciudad y país a la vez.
Que a esta casa, se pueda, desde cualquier parte del mundo, venir a visitarlo.
Reveladoramente lingüística, su última interrogación:
"¿En qué idioma voy a morir? Creo que en castellano. Pero quién sabe. Es muy importante el idioma en el cual muere un hombre. Hay algo que se parece a la muerte, los sueños. Yo siempre sueño en castellano¨.
Breve reseña biográfica:
Jorge Luis Borges nació en Buenos Aires el 24 de agosto de 1899. Por influencia de su abuela inglesa, fue alfabetizado en inglés y en español.
En 1914, viajó con su familia a Europa y se instaló en Ginebra, donde cursó el bachillerato. Pasó en 1919 a España y allí entró en contacto con el movimiento ultraísta. En 1921, regresó a Buenos Aires y fundó con otros importantes escritores la revista Proa.
En 1923, publicó su primer libro de poemas, Fervor de Buenos Aires. Desde esa época, se enferma de los ojos, sufre sucesivas operaciones de cataratas y pierde casi por completo la vista en 1955. Tiempos después se referiría a su ceguera como "un lento crepúsculo que ya dura más de medio siglo".
Desde su primer libro hasta la publicación de sus Obras Completas (1974), trascurrieron cincuenta años de creación literaria durante los cuales Borges superó su enfermedad escribiendo o dictando libros de poemas, cuentos y ensayos, admirados hoy en todo el mundo.
Recibió importantes distinciones de diversas universidades y gobiernos extranjeros y numerosos premios, entre ellos el Premio Cervantes en 1980.
Su obra fue traducida a más de veinticinco idiomas y llevada al cine y a la televisión. Prólogos, antologías, traducciones, cursos y charlas dan testimonio de la labor infatigable de ese gran escritor, que cambió la prosa en castellano, como lo han reconocido sin excepción sus contemporáneos.
Borges falleció en Ginebra el 14 de junio de 1986.
Breve reseña de su Obra Lliteraria
Poesía:
Fervor de Buenos Aires (1923)
Fundación mítica de Buenos Aires
Luna de enfrente (1925)
Cuaderno San Martín (1929)
Poemas (1923-1943)
El hacedor (1960)
Para las seis cuerdas (1967)
El otro, el mismo (1969)
Elogio de la sombra (1969)
El oro de los tigres (1972)
La rosa profunda (1975)
Obra poética (1923-1976)
La moneda de hierro (1976)
Historia de la noche (1976)
La cifra (1981)
Los conjurados (1985)
Cuentos:
El jardín de senderos que se bifurcan (1941)
Ficciones (1944)
El Aleph (1949)
La muerte y la brújula (1951)
El informe Brodie (1970)
El libro de arena (1975)
Ensayos:
Inquisiciones (1925)
El tamaño de mi esperanza (1926)
El idioma de los argentinos (1928)
Evaristo Carriego (1930)
Discusión (1932)
Historia de la eternidad (1936)
Aspectos de la poesía gauchesca (1950)
Otras inquisiciones (1952)
El congreso (1971)
Libro de sueños (1976)
Otros sin clasificar:
Historia universal de la infamia (1935)
El libro de los seres imaginarios (1968)
Atlas (1985)
En colaboración con Adolfo Bioy Casares:
Seis problemas para don Isidro Parodi (1942)
Un modelo para la muerte (1946)
Dos fantasías memorables (1946)
Los orilleros (1955). Guión cinematográfico
El paraíso de los creyentes (1955). Guión cinematográfico
Nuevos cuentos de Bustos Domecq (1977)
Por los motivos expuestos solicito a los Señores Diputados acompañen con su voto este Proyecto de Ley.
Proyecto
Firmantes
Firmante Distrito Bloque
GIUSTOZZI, RUBEN DARIO BUENOS AIRES FRENTE RENOVADOR
Giro a comisiones en Diputados
Comisión
CULTURA (Primera Competencia)
PRESUPUESTO Y HACIENDA
Giro a comisiones en Senado
Comisión
EDUCACION Y CULTURA
Trámite en comisión(Cámara de Diputados)
Fecha Movimiento Resultado
22/09/2015 ANÁLISIS DE PROYECTOS DE COMPETENCIA MIXTA Aprobado por unanimidad en la parte de su competencia con modificaciones
03/11/2015 ANÁLISIS DE PROYECTOS DE COMPETENCIA MIXTA Aprobado por unanimidad en la parte de su competencia con modificaciones
03/11/2015 DICTAMEN Aprobado por unanimidad con modificaciones
Dictamen
04/11/2015
Cámara Dictamen Texto Fecha
Diputados Dictamen Sin Nro. /2015 04/11/2015
Senado Orden del Dia 0397/2016 30/06/2016
Trámite
Cámara Movimiento Fecha Resultado
Diputados CITACION SESION ESPECIAL
Diputados MOCION SOBRE TABLAS (AFIRMATIVA)
Diputados CONSIDERACION Y APROBACION MEDIA SANCION
Senado PASA A SENADO -
Senado CONSIDERACION Y SANCION SANCIONADO